Back to Blog

La Razón • Crece el empleo pero todavía se enfrenta a la informalidad

Según cifras del INE, la Población Económicamente Activa creció en 0,8% en el segundo trimestre del 2010, en relación con similar periodo del 2009; sin embargo, continúa el debate respecto a la necesidad de generar empleo digno y disminuir la informalidad.

“Asegurar el Derecho al Empleo Digno para los entrantes al mercado laboral en los próximos cinco años, implica para el país crear 580.000 nuevos puestos de trabajo, 94% de los cuales deberán ser urbanos”, dice el académico y analista Enrique Velasco Reckling, que con apoyo del INASET y Ayuda Obrera Suiza publicó el libro El derecho al empleo digno en el marco de las autonomías. Empero, añade, “el reducir la informalidad en un 50%, para ofrecer empleo digno a los bolivianos/as, es un desafío mucho mayor, exige mejorar 1.800.000 puestos de trabajo, 365 mil por año, el triple de la cantidad de nuevos puestos de trabajo”.

Velasco sostiene que Potosí es el departamento donde el desafío de reducir la informalidad y mejorar la calidad de empleo es mayor. “Debe mejorar o crear ocho veces más el número de empleo que en su demanda actual”.

Le sigue Oruro que necesita siete veces más empleos, Chuquisaca y La Paz cuatro, Cochabamba, Tarija y Beni tres, mientras que Santa Cruz y Pando sólo necesitarán duplicar su actual requerimiento”, precisa en el estudio.

Adelanta que el desafío para el país es encarar de manera concertada, entre empresarios, trabajadores, Estado central y nuevas entidades autonómicas, un debate sobre las competencias autonómicas para alcanzar objetivos comunes de desarrollo y de creación de empleo de calidad.

Según las estadísticas trimestrales de la Encuesta de Empleo del Instituto Nacional de Estadística (INE), “desde enero de 2009, la población en edad de trabajar ha aumentado y la población en edad de no trabajar ha disminuido, provocando que la Población Económicamente Activa (PEA) haya aumentado de manera sostenida”, precisa la Fundación Milenio en su Informe de Economía al primer semestre 2010.

La Población Económicamente Activa en el segundo trimestre del 2009 era el 55,9%; mientras que en similar periodo del 2010 habría alcanzado al 56,4%. La tasa de crecimiento de la PEA, estimada por la Fundación Milenio, es de 0,8%. La tendencia en la generación de empleo se mantiene.

El sector de Comercio es el que lidera las estadísticas de empleo. En el 2009 era el 25,5% de la PEA y hoy supera el 26,6%. Le sigue la Industria Manufacturera con el 14,45% en el 2009 y sube a 15,41% este año.

El sector Transporte que ocupaba el tercer lugar en el 2009 con el 10,14%, este año, en el segundo trimestre, se redujo al 9,93%. La Agricultura queda muy lejos de estas actividades, y también tuvo una reducción de 2,7% a 1,9%.

El INE, en su proyección de la población económicamente activa urbana (1990-2010), señala que un total de 2.916.353 de personas estarían ocupadas. En comparación con el 2005, la PEA urbana era de 2.386.602; eso significa que en cinco años 529.751 personas ingresaron a la actividad laboral.

En el caso del área rural, la estimación para este año es 1.270.012 personas ocupadas. En el área rural, en relación al 2005, habían 55.882 empleos; el total estimado ese año era de 1.214.130 de personas en la PEA rural.

“Prácticamente el 100% del empleo rural es temporal (estacional y no pleno), informal (sin contratos de trabajo ni prestaciones sociales) y de muy baja productividad”, precisó Velasco.

Y respecto a las personas ocupadas en las áreas urbanas, “sólo un 60% (1,6 millones) tiene un empleo pleno y no más del 35% (un millón) tiene empleo formal.  Y de los que tienen empleo formal, una tercera parte corresponde al empleo público”, indicó.

Debate. Existen tres temas en el debate sobre el empleo que “distraen” su adecuado tratamiento.
Un primer nivel de debate se refiere a la Tasa de Desempleo Abierto y en qué sectores hay mayor incidencia (jóvenes, mujeres, trabajo infantil, etc.) y “como resultado, los programas o proyectos relativos al empleo, se focalizan en los grupos vulnerables, sin atacar específicamente el desempleo global”, señala Enrique Velasco, director del INASET, en su estudio.

En el sitio www.mintrabajo.gob.bo, una nota de prensa informa que se “inauguró oficialmente el Programa Mi Primer Empleo Digno, en su fase de Expansión que tiene como meta 4.000 beneficiarios y permitirá mejorar y ampliar el desarrollo de habilidades de los jóvenes para la inserción en el mercado laboral”. Ocurrió el 22 de noviembre. Tiene apoyo del Banco Mundial (BM).

Las ocupaciones que se ofrecen inicialmente en este programa de empleo son: Construcción Civil, Confecciones Textiles, Carpintería y Metal Mecánica.

Según Milenio, “el empleo en el sector de la Construcción muestra un crecimiento de 7,7% respecto al primer trimestre del año. La oferta de mano de obra en este sector ha disminuido, confirmando la tendencia de crecimiento del sector y el aumento de personas ocupadas en esta actividad”.

Y el empleo en la Administración Pública “ha aumentado en relación al primer y segundo trimestre”, en un 10,8%. Un segundo tema de debate se refiere a la calidad del empleo.

Velasco precisa que “el pleno empleo es del orden del 60% mientras que la informalidad no supera el 35%. Frente a esas cifras, se hace aún más evidente que la discusión en torno a la Tasa de Desempleo es muy poco relevante para caracterizar la dramática realidad del empleo en Bolivia; se estima que sólo uno de cada cinco personas ocupadas (20%) tiene un empleo formal y pleno, en tanto que los otros cuatro (80%) están afectados por diferentes grados de precariedad”.

Señala que un tercer tema de debate se refiere a la identificación de los sectores cuyo desarrollo ofrecería posibilidades de contribuir a mejorar la oferta de puestos de trabajo, pero “están ausentes los criterios básicos como el valor agregado y la productividad del trabajo en cada uno de los sectores”.

Compromisos. Según análisis de la Fundación Jubileo, “Bolivia ha suscrito al menos 10 tratados o convenios internacionales para erradicar la pobreza y crear empleo” y pocos han sido cumplidos por los diferentes gobiernos en el país.

Advierten que si bien en cuatro décadas la pobreza moderada y la extrema se redujeron en términos porcentuales, la población sigue en aumento. Frente a ello, Velasco sugiere que los gobiernos subnacionales jueguen un rol “relevante en la construcción de la Bolivia Productiva”.

Empleo informal afecta

“La informalidad del empleo afecta a casi 3,7 millones de ocupados, en tanto que el subempleo (que puede incluir varias formas de empleo temporal o de autoempleo forzado) afecta a unos tres millones”, sostiene Enrique Velasco.
n “En los sectores empresarial y semiempresarial los ocupados están concentrados en el tramo por debajo de un costo de una Canasta Normativa Alimentaria y una proporción menor al 15%, en ambos, lograría cubrir su ingreso a una canasta completa”, según el CEDLA.

La Ley del Trabajo sigue en el debate nacional

La ministra de Trabajo, Carmen Trujillo, anunció el jueves que el consenso con la Central Obrera Boliviana (COB) para aprobar la nueva Ley General del Trabajo supera el 70% y aseguró la remisión de esa norma a la Asamblea Legislativa Plurinacional hasta antes de fin de año, según la agencia gubernamental ABI.

“El Gobierno y las organizaciones sociales hemos superado el 70% de consenso de la nueva Ley del Trabajo, que ahora toma en cuenta a todos los sectores en el marco de la Constitución Política del Estado”, puntualizó.

La nueva norma contiene 122 artículos, que se sustentan en la antigua Ley General del Trabajo, y según la ministra mejora las políticas de seguridad social para los trabajadores y la prohibición del trabajo forzoso. Sin embargo, los empresarios tienen su propuesta y aún esperan por el diálogo y consenso con este sector.

Para mayor información haga clic aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico