Jornada • Aumenta el desempleo en el mundo • 18/01/2017

El presente año 2017 registrará un incremento del desempleo en el mundo, dejando sin trabajo a más de 200 millones de personas. En Bolivia también se registrarán cifras negativas, pese a informes optimistas que no contemplan la realidad. Un hecho preocupante en el manejo de las estadísticas es la forma como se disfraza el desempleo al calificar como trabajador remunerado a cualquier persona que haya percibido algo de dinero por una labor eventual. En esas condiciones, cualquier persona que haya recibido algún pago por cortar el césped o lustrar zapatos antes de ir al colegio o recibir compensación por cumplir un encargo, queda fuera de los datos de desempleo.
La Organización Internacional del Trabajo (OIT) emitió un nuevo informe en el que prevé que la tasa mundial de desempleo aumente moderadamente de 5,7 a 5,8 por ciento en 2017, lo cual representa un incremento de 3,4 millones de personas sin trabajo. Para 2017 se prevé que el número de personas desempleadas a nivel mundial se sitúe en poco más de 201 millones, con un aumento en previsto de 2,7 millones para el año 2018.
“Estamos enfrentando un doble desafío: reparar los daños causados por la crisis económica y social mundial y crear empleos de calidad para las decenas de millones de personas que cada año se incorporan al mercado laboral”, señaló el director general de la OIT, Guy Ryder.
El informe muestra que las formas de empleo vulnerable, como los trabajadores familiares no remunerados y los trabajadores por cuenta propia, deberían constituir más de 42 por ciento del empleo total, es decir mil 400 millones de personas en el mundo en 2017. “De hecho, en los países emergentes casi uno de cada dos trabajadores ocupa un empleo vulnerable, y en los países en desarrollo, más de cuatro de cada cinco trabajadores”, declaró Steven Tobin, economista principal de la OIT y principal autor del informe. Por consiguiente, se estima que el número de trabajadores en empleo vulnerable aumentará 11 millones cada año, con Asia Meridional y África Subsahariana como las regiones más afectadas.
En lo que se refiere a las recomendaciones en materia de políticas, los autores de dicho informe estiman que un esfuerzo coordinado dirigido a ofrecer estímulos fiscales y un incremento en la inversión pública que tenga en cuenta el espacio fiscal de cada país, proporcionaría un impulso a la economía global y reduciría el desempleo mundial en 2018 de cerca de 2 millones en relación a las previsiones. Sin embargo, estos esfuerzos deberían estar acompañados de una cooperación internacional, añade el documento.
En el caso de Bolivia, el subempleo se manifiesta, principalmente, entre los jóvenes, las mujeres, nuevos profesionales con alto nivel educativo, y representa el 20% de la población en edad de trabajar, según un trabajo de investigación del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla).
De acuerdo a los datos oficiales, el desempleo disminuyó en nuestro país y se estima en un 4%. Pero de acuerdo al estudio de Cedla, esta baja no incluye el crecimiento del subempleo en Bolivia, que comprende a la gente que efectúa trabajos eventuales. Evidentemente en el país hay empleo, pero en condiciones precarias y en horarios no convencionales. Es el sector informal el que da empleos mal remunerados y sin seguridad social ni beneficios de ley y menos protección de salud o contra riesgos industriales.

Para ver la página de origen haga clic aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Number One Number Two Number Three

Pie de pagina Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia
Suscríbete Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores
markunread_mailbox SUSCRIBIRSE
Suscripcion REGRESAR Suscríbete a nuestros boletines electrónicos