Ernesto Justiniano • Más del 30% de trabajadores de la microempresa perdieron su empleo en 2009

Back to Blog

Ernesto Justiniano • Más del 30% de trabajadores de la microempresa perdieron su empleo en 2009

El cierre de mercados en el exterior ha paralizado el 50% de la capacidad instalada del sector. De cada diez trabajadores de la microempresa, tres perdieron su empleo, por falta de capitales y mercados. Según el dirigente máximo de los microempresarios de la ciudad de El Alto, Humberto Sandalio, de cada diez trabajadores, tres perdieron su empleo, por falta de capitales y mercados. Similar situación se vive en las pequeñas empresas de las ciudades de Oruro, Cochabamba y Santa Cruz. “La falta de mercados ha provocado una baja considerable en la producción nacional, donde de cada unidad productiva, de cada diez trabajadores tuvo que despedir a tres, por no tener más capital y capacidad de pago”, dijo. De acuerdo a los micro y pequeños empresarios, el cierre de mercados en el exterior ha paralizado el 50% de la capacidad instalada del sector. Los productores denunciaron que el Gobierno no tiene una verdadera política de apoyo y fomento a la producción nacional, motivo por el cual se han quedado con menos del 70% de sus trabajadores. Según el representante del sector, los productores siguen bajando la capacidad instalada “de 10 trabajadores ahora sólo trabajan siete. Además de la falta de mercados los microempresarios deben enfrentar la competencia desleal de la comercialización de ropa usada y el contrabando, las cuales continúan desarrollándose ante la impotencia de las autoridades de Gobierno. El mercado de Brasil, dijo, es muy difícil por el certificado de origen. “El control de las aduanas es más riguroso y al momento los pequeños productores no podemos cumplir los acuerdos con el Mercosur, que quiere acogerse al arancel cero; por otra parte los acuerdos con el Gobierno establecen que en Bolivia debe existir un 60 por ciento de producción nacional y un 40 por ciento importado, pero lamentablemente no se puede lograr este objetivo”, dijo. Otra de las denuncias del microempresario, expresan que en nuestro país se sigue consumiendo ropa china e incluso las autoridades nacionales consumen ropa extranjera, “se predica y no se practica, hay muchos alcaldes y concejales, que sólo anuncian la revolución productiva, pero no se cumple, porque no se tiene una verdadera política de Estado”, mencionó. Asimismo, informó que por el momento todo está paralizado y el sector no es atendido, debido a que en el país se vive una etapa electoral. “Nos dicen que es un periodo de transición y que hay que esperar hasta enero para tomar decisiones. “(…) a la fecha existen beneficiados en parte, porque algunos productores están concretando exportaciones a Brasil y otros a Venezuela”. El Estado debe entender que la microempresa es la base productiva y lo que falta es socializar el tema y enmarcar el destino que tiene el microempresario respetando la nueva Constitución, con la entrega de préstamos y otros beneficios. ROPA USADA Para el dirigente los vendedores de ropa usada ya tuvieron mucho tiempo para ver donde van a trabajar; “en lo futuro lo que tienen que hacer es no vender prendería usada, sino nueva”, sostuvo. Por otro lado con o sin razón el tema es problemático, ya que la comercialización de la ropa china ha inundado el país, creando desempleo y junto al contrabando, provocó efectos negativos a la pequeña y micro empresa. Para mayor información haga clic aquí

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog