Back to Blog

El Diario • Madres celebraron por su día entre alegrías y lamentaciones

El “Día de la madre” fue celebrado ayer entre alegrías y lamentaciones, porque cientos de mujeres tuvieron la compañía de sus hijos, tortas, peluches, regalos y flores, mientras que otras ni siquiera recibieron un abrazo y trabajaron como en cualquier jornada.

La inequidad volvió a presentarse como un mal todavía vigente en el país, puesto que poco o nada se avanzó en materia de mejoras en las condiciones de vida para miles de personas del sexo femenino.

La fiesta dedicada a las mamás fue ajetreada por las celebraciones en escuelas y colegios o en las casas, además de la compra de regalos y pasteles de toda índole.

En el lado opuesto, decenas de ancianas y mujeres de escasos recursos económicos lamentaron por el abandono al que fueron sometidas o la falta de oportunidades para ganarse con dignidad el sustento diario.

Las empleadas públicas, ejecutivas y empresarias gozaron de un día de fiesta y descanso, pero las mujeres trabajadoras, vendedoras, limpiadoras y hasta lustrabotas, entre otras, trabajaron como siempre hasta más de ocho horas para llevar el dinero que permitirá mantener a sus familias.

En el país el 77 por ciento de las mujeres percibe un ingreso o salario inferior a los 1.288 bolivianos mensuales, lo que significa que más de 7 de cada 10 trabajadoras, muchas de ellas madres de familia, no alcanzan a cubrir los mínimos requerimientos para alimentar a sus hijos.

De acuerdo con la Agencia de Noticias Fides, ese es uno de los resultados de la encuesta sobre desempleo e ingresos realizada en 2008 por el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA) en cinco ciudades del país: La Paz, El Alto, Santa Cruz, Cochabamba y Potosí.

La Canasta Normativa Alimenticia (CNA) determina las necesidades nutricionales de la población valoradas a los precios vigentes. Con un tamaño medio de 4.3 miembros por hogar, en marzo de 2008 el costo de la CNA alcanzaba a 1.288 bolivianos y representaba el 39 por ciento del costo de una canasta mínima familiar completa.

“Esta es una medida que permite valorar el grado en que los salarios e ingresos son suficientes para asegurar, al menos, la alimentación del trabajador y su familia en tanto costo mínimo de reproducción de la fuerza de trabajo”, señala el CEDLA.

A pesar de ello, dos terceras partes de los trabajadores obtienen un ingreso inferior al costo de la CNA. Es decir que del total de los trabajadores, el 67 por ciento obtiene un ingreso inferior a los 1.2 bolivianos.

Es importante destacar, que el costo de una canasta mínima familiar completa (salud, educación, servicios, vivienda, vestimenta y alimentación entre otros), era de 3.300 bolivianos el año 2008.

De acuerdo con el CEDLA, entre las ciudades con porcentajes más altos de mujeres que no logran cubrir con su salario o ingreso para cubrir la canasta alimenticia están El Alto, Cochabamba. Entre las ciudades con más bajos porcentajes están La Paz y después Santa Cruz de la Sierra con un 73.4.

Para mayor información haga click aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico