El Diario • Empleo informal aumenta en ciudades más pobladas • 14/12/2014

Back to Blog

El Diario • Empleo informal aumenta en ciudades más pobladas • 14/12/2014

La falta de fuentes de empleo, el bajo desarrollo empresarial y la ausencia de políticas laborales, repercutieron en el incremento del subempleo, disminuyendo la calidad del trabajo en las ciudades más pobladas del país.

De acuerdo con datos estadísticos del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), publicados en 2012, el subempleo aumentó en todo el país, en 17 por ciento en 2011 con relación al 2010. Entretanto que la Fundación para el Desarrollo Empresarial (Fundempresa) señala que en 2012 las empresas unipersonales incrementaron en 19,8 respecto al 2011.

De acuerdo al investigador Bruno Rojas Callejas, miembro del equipo técnico del CEDLA, ambos fenómenos tienen relación directa con la falta y calidad de empleo en Bolivia.

El CEDLA investigó a los grupos sociales sin estabilidad laboral, donde son tomados en cuenta: Trabajadores por cuenta propia: unipersonales y familiares. Los propietarios de las micro y pequeñas unidades económicas (hasta 5 ocupados), trabajadores dependientes: operarios, ayudantes, aprendices, familiares no remunerados, trabajadores a domicilio y subcontratados.

De acuerdo a la investigación el subempleo visible contempla menos horas de trabajo y menos ingresos, con capacidades laborales subutilizadas por los comerciantes mayoritarios, donde el sector familiar llega al 25% y el semiempresarial al 13.7%.

El subempleo invisible tiene más horas de trabajo con bajos ingresos, donde el sector familiar llega al 62.3% y el semiempresarial al 57.1%, representado por vendedores ambulantes, ubicado en los mercados y calles céntricas de la sede de gobernó.

El sociólogo Bruno Rojas, dijo que la inestabilidad laboral, se acentúa cada vez más en la ciudadanía boliviana. El 45% cuentan con empleos eventuales, con contratos temporales y una alta presencia de despidos intempestivos de asalariados y rotación laboral, estas condiciones de trabajo no permiten tener una economía estable, porque solo se obtiene salario por un tiempo determinado.

“El subempleo surge con la dificultad de acceder a una fuente de empleo, no trabajar las horas establecidas por ley, realizar un trabajo diferente para el que está capacitado, recibir salarios inferiores al mínimo nacional. Puede surgir por diversos factores, aunque suele considerarse como un fenómeno instalado en la sociedad, cuando el mercado laboral presenta distorsiones y las condiciones de empleo son malas”, dijo.

Los bajos ingresos del subempleo tienen un promedio total de Bs 1.543, donde el Sector familiar percibe Bs 1.302, los hombres: 1.612, las Mujeres: 1.051. La mitad de los ocupados ganaban menos de Bs 841, los semiempresariales 1.493, generando la poca alimentación de forma diaria.

La Unidad de Análisis de Políticas Económicas y Sociales (Udape) y el Instituto Nacional de Estadística (INE) identificaron dos formas de subempleo: visible e invisible. El subempleo visible mide la proporción de ocupados que trabajan menos de una jornada completa y manifiestan su deseo de trabajar más horas. El subempleo invisible mide la proporción de ocupados que recibe una remuneración evidentemente menor a la que corresponde a su productividad laboral.

Respecto al subempleo visible (por horas de trabajo) se registra un promedio de 21% por año, que equivale a 9.176 trabajadores que laboraron menos de 35 horas a la semana. Santa Cruz es la ciudad con mayor subempleo visible.

Entretanto que el subempleo invisible (por ingresos), el 75% que equivalen a 31.353 trabajadoras, es decir, tres cuartas partes de la población ocupada en este sector, ganan menos de una Canasta Normativa Alimentaria que aproximadamente equivale a Bs 1.500. Este aspecto se registra en mayor proporción en las ciudades de La Paz y El Alto, con porcentajes que llegan al 92% y 90.4% respectivamente.

En la ciudad de La Paz las microempresas surgen como alternativa a la falta de fuentes laborales. Las personas desempleadas son empujadas a iniciar proyectos económicos individuales, circunstancia que se registra en los datos de Fundempresa.

En marzo de 2011, la base empresarial del país contaba con 47.702 empresas y en similar periodo de 2012 se registró un incremento del 19,9 por ciento, es decir un total de 57.201 empresas. Hasta ese año 40.050 empresas unipersonales fueron registradas por Fundempresa.

La organización Internacional de Trabajo (OIT) Cataloga los emprendimientos individuales como economía informal y los define como unidades económicas de pequeña escala, dedicadas a producir y distribuir bienes y servicios.

DATOS

– El subempleo aumentó en todo el país, en 17 por ciento en 2011 con relación al 2010.

– La Fundación para el Desarrollo Empresarial señala que en 2012 las empresas unipersonales incrementaron en 19,8 respecto al 2011.

– Los bajos ingresos del subempleo tienen un promedio total de Bs 1.543, donde el Sector familiar percibe 1.302. La mitad de los ocupados ganan menos de Bs 841 y los semiempresariales Bs 1.493.

Para ver la página de origen haga click aquí.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog