El Día • El 45% de jóvenes abandona el bachillerato • 18/05/2015

Back to Blog

El Día • El 45% de jóvenes abandona el bachillerato • 18/05/2015

Informe. Se realizó en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz e indica que el factor económico es la principal causa.

Alrededor del 45% de estudiantes en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz no logra culminar el bachillerato. Así lo indica el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), luego de haber realizado un estudio en 20 municipios  del área metropolitana del país.

De acuerdo con Ernesto Pérez, economista de esta institución, la encuesta fue realizada a finales de 2013 y principios de 2014 a 27.000 personas entre los 13 y 17 años en 6.700 hogares.

Según se informó, el mismo es parte de un informe de desarrollo humano que hará oficial la institución el segundo semestre de este año, donde además se analizan temas de educación, empleo y seguridad ciudadana.

En el caso de Santa Cruz, se realizó la muestra en la capital y las localidades que la rodean, entre ellos Cotoca, Warnes, La Guardia, El Torno y Porongo.

¿La situación es igual o mejor que antes? Según el informe, una de las principales razones para la deserción es el trabajo que deben realizar los jóvenes y adolescentes, motivados por las remuneraciones económicas.

En este sentido, Pérez indica que la encuesta no se aleja al estudio que realizó la Unidad de Análisis de Políticas Sociales y Económicas y el Ministerio de Educación en 2011, donde afirman que el 60% de estudiantes bolivianos logra terminar el bachillerato, frente a un 40% que no lo hace. “La cifra es similar al anterior estudio que dice que el 55% de jóvenes consigue ser bachiller, mientras que el 45% no”, indica Pérez.

No obstante, aclaró que el primer estudio es nacional y el segundo abarcó 20 municipios, entre ellos La Paz, El Alto, Cercado, Santa Cruz de la Sierra y  otras regiones aledañas.

Según manifiesta, lo que llamó la atención del nuevo estudios es que la mayoría de los jóvenes consultados no ve mucha utilidad en la educación y  por el contrario ve “atractivo” el mercado laboral actual del país, principalmente el comercio, la construcción y servicios pese a las bajas remuneraciones. “Los jóvenes reciben remuneraciones inferiores al promedio en general y el tipo de trabajo es precario, en el sector informal y con remuneraciones por debajo del promedio. Sin embargo están atraídos por el tema económico, pero sus empleos no son de calidad”, sostuvo.

La DDE maneja otra realidad del departamento. El Día consultó al director Departamental de Educación, Salomón Morales, sobre el tema.

Sin embargo, dijo desconocer el informe e indicó que no se adapta a la realidad del departamento de Santa Cruz, aunque tampoco sustentó con cifras o estadísticas su aseveración.

“En el departamento de Santa Cruz, más del 90% de los jóvenes que estudia logra vencer la secundaria”, señaló.

‘Se deben actualizar metodologías para hacer la educación atractiva’. Para la educadora Micaela Princiotto, este estudio debe ser un motivo de análisis profundo para las autoridades del Gobierno y para los mismos educadores, que deben trabajar para aliviar y reducir las estadísticas de la deserción escolar, no solo en secundaria sino desde el nivel inicial.

De acuerdo con la experta, el abandono escolar deriva de muchas cosas pero principalmente del abandono familiar que trae otros problemas como la calle, las drogas, embarazos no deseados y el trabajo, que se convierte en el sustento de los niños para enfrentar la vida.

No obstante, la educadora cree que esto se ha incrementado en la medida en que los  bolivianos han decidido migrar al exterior y dejar a sus hijos con terceras personas.

Por otro lado, la experta sugiere que hay un alto nivel de desmotivación en los jóvenes y niños para estudiar y una falta de liderazgo desde las aulas para que se inclinen por la responsabilidad.

No obstante, cree que los cambios a las normativas de la educación han restado autoridad a los educadores sobre sus estudiantes, “Ese es el drama de esta generación, uno ve jovencitos con aparatos tecnológicos como si fueran juguetes cualquiera. La escuela ha perdido liderazgo por varios aspectos o por algunas normas que han quitado autoridad a los propios educadores, los estudiantes lo toman sin seriedad y lo dejan”, expresa.

Otro aspecto que destaca la religiosa, que está a cargo del proyecto educativo Josefina Bálsamo, es la necesidad de actualizar las metodologías de educación, principalmente en el sistema educativo fiscal, pues según sugiere, existe una brecha generacional muy grande entre los maestros y alumnos  que se hace evidente en el manejo de metodologías y nuevas tecnologías. “La escuela hoy para los chicos no es significativa, los contenidos son los de siempre y los chicos buscan nuevas experiencias en cuanto a contenidos, ellos están acostumbrados a aprender con nuevas metodologías y los maestros están prácticamente desfasados, pues en el mayor de los casos continúan con clases tradicionales”, sostiene.

Las remuneraciones son bajas Para el pedagogo Álvaro Puente, el problema de la deserción escolar es una realidad del país debido a la situación social de muchas familias de escasos recursos. De acuerdo al análisis que realiza, el tema laboral es determinante para que muchos estudiantes dejen sus estudios llevados e incentivados por las remuneraciones económicas; “Lo laboral influye en alta proporción porque son muchos los jóvenes que necesitan trabajar para estudiar y muchos universitarios que se ganan la vida para estudiar tanto en el área rural y periurbana. Lo interesante es conocer las causas y qué alternativas hay”, señala el experto.

En este sentido destaca las desventajas y consecuencias futuras que significan para muchos jóvenes abandonar el colegio, tomando en cuenta que la enseñanza regular es la base para la formación profesional y técnica. Además que las remuneraciones no tienen comparación con los efectos que pueden tener la falta de formación en los jóvenes, más si se gana de acuerdo a lo que se estudia.

Solo como ejemplo, el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA) indica que solo 6 de cada 100 adolescentes tienen buen empleo y el grueso de esta población, uno precario. No obstante, se conoce  que 6 de cada 10 no logra encontrar un trabajo digno por falta de capacitación.

En este sentido recomiendan una mejor motivación a la enseñanza, más allá de los bonos y las nuevas infraestructuras, para fomentar a los jóvenes a la educación.

Para ver la página de origen haga click aquí.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog