Back to Blog

El Deber • Hay un alto déficit de mano de obra calificada para labores del sector agropecuario • 13/01/2014

Agropecuaria
Hay un alto déficit de mano de obra calificada para labores del sector agropecuario

El Deber / Suplemento Rural/13 de Enero de 2014 | Ed. Impresa
El sector cañero, al utilizar tecnología, ha reemplazado en parte la mano de obra en la cosecha

Los avisos en el diario grafican el problema: “Granja de pollo parrillero necesita galponero”, “Se requiere vaquero con experiencia”, “Empresa agrícola necesita tractorista. Se ofrece buen sueldo”. Los mensajes desvelan que en el departamento hay bastante demanda de mano de obra para labores agropecuarias, pero los productores locales advierten que cada vez es más difícil encontrar personal capacitado.

El conflicto se presenta porque la agropecuaria en Santa Cruz cada vez se va tecnificando más y los productores requieren de mano de obra calificada o semiespecializada, señaló el gerente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Edilberto Osinaga.

“Aunque no hay datos sobre la falta de mano de obra para las labores agrícolas en Santa Cruz, creo que el déficit puede llegar tranquilamente a un 50%, si hablamos de trabajadores calificados o semicalificados”, señaló Osinaga, que identificó a los sectores ganadero y agrícola exportador como los que mayor necesidad tienen de técnicos y personal capacitado, porque allí entran en juego alta genética, innovaciones constantes y tecnología de punta.

Hablan los sectores

La apreciación de Osinaga es compartida por Carlos Hugo Vaca Díez, presidente de la Federación Departamental de Productores de Leche (Fedeple), que asegura que la falta de mano de obra semicalificada se siente en su sector “el año redondo”. “En este rubro hay mucha rotación y es muy difícil encontrar trabajadores calificados que sepan detectar una enfermedad o una intoxicación, que sepan el funcionamiento de las ordeñadoras o el cuidado especial de los animales de alta genética”, manifestó.

Por su parte, el presidente de la Asociación Departamental de Avicultores (ADA), Ricardo Alandia, señaló que muchos productores invierten tiempo y dinero en la capacitación de sus trabajadores para la producción de pollo, huevo y pollitos BB, pero que debido a la alta demanda de mano de obra calificada los galponeros cambian de fuente laboral con frecuencia, ocasionando perjuicios a sus empleadores.

A su turno, Federico Martínez, gerente de la Federación de Cañeros Santa Cruz (FCSC), indicó que debido a la falta de personal, la institución busca un convenio con una institución universitaria para desarrollar y ofertar cursos rápidos (de no más de seis meses) para capacitar a trabajadores cañeros, con la finalidad de suplir el déficit actual de mano de obra calificada en nuevas técnicas y equipos utilizados en el sector

50% es el déficit de mano de obra calificada o semicalificada en el sector agropecuario, estima la CAO

170.000 empleos, entre directos e indirectos, genera el sector avícola a escala nacional

50.000 empleos directos e indirectos demanda el sector cañero cuando la zafra está a pleno

UNA RADIOGRAFÍA DE LA SITUACIÓN

Bajos ingresos. Un informe realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en 2010, señala: “persiste en el sector agropecuario de la región un déficit en la creación de empleo decente, por lo que siguen predominando los trabajos informales, con bajas remuneraciones, sin acceso a la protección social y sin respeto pleno de los derechos laborales”.

Otras actividades. Según el estudio, una parte cada vez más importante de la población asalariada rural en Bolivia se dedica a actividades no agrarias, por crecimiento de las ciudades intermedias donde hay servicios, por la diversificación de actividades como el turismo y por las inversiones que están realizando los gobiernos municipales y gobernaciones.

Fenómeno global. Según una encuesta nacional de Argentina, el 56% de los productores de ese país coincide en que hay escasez de mano de obra agropecuaria. En Chile, en 2013, se declaró alerta por la falta de trabajadores para la cosecha de frutas de exportación en ese país.

— INVESTIGADOR —

Fenómeno tiene varios motivos

Enrique Ormachea, investigador del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla) que estudió la problemática del empleo en la zona rural y especialmente en el campo de la agricultura, dijo a EL DEBER Rural que aunque no hay datos recientes sobre el déficit de mano de obra para labores agropecuarias en Santa Cruz, el problema de lo puede explicar por el acelerado procedo de mecanización del agro cruceño, que remplazó al trabajador “del machete” por máquinas de última tecnología.

Otro aspecto a considerar es que el trabajo agropecuario asalariado era mal remunerado y por eso muchos campesinos optaron por migrar y dedicarse a la construcción o al comercio en los grandes centros urbanos o en ciudades intermedias, señaló el perito. Ormachea aseguró otro problema grande es la falta de centros de estudio que capaciten al campesino en este tipo de actividades.

Para ver la página de origen haga click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Particle Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia
Suscríbete Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores