El Deber • COB revela que el alza será a todo el sector público • 30/04/2015

Miguel Ángel Melendres

La COB espera que mañana el presidente promulgue cinco decretos en beneficio del sector. En este paquete, el Órgano Ejecutivo podría mejorar sus ingresos por tercera vez consecutiva.

Dentro del paquete de normas que el Gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB) están debatiendo desde la anterior semana, se prevé la promulgación de cinco decretos supremos. El principal es la normativa que establece el aumento salarial del sector público, que incluye al presidente, vicepresidente y su gabinete ministerial.

La normativa espera que el techo salarial en la administración pública no se vea afectada con la aplicación del aumento de sus salarios, solo para funcionarios de bajo nivel.

“Hasta este miércoles el Gobierno no lo tenía definido. El debate del Órgano Ejecutivo era si el incremento alcanzaba hasta el presidente con el objetivo de lograr que el techo salarial para el sector público también pueda tener su incremento. Lo que sí es seguro es que los funcionarios de base van a tener, posiblemente hasta las direcciones, este aumento”, declaró el secretario de Finanzas de la COB, Óscar Tapia.

En evaluación

Altas autoridades del Gobierno que guardaron su nombre en reserva confirmaron que el proyecto de decreto está siendo analizado en Palacio y será “el equipo legal y los ministros que definan el tema”.

Otro funcionario especificó que el decreto incluye “a todos los funcionarios públicos” y que “en las próximas horas se decidirá si el incremento salarial será lineal o inversamente proporcional”.

La norma será aprobada mañana, delante de los trabajadores de todo el país.

Por tres años consecutivos

De aprobarse el incremento, será por tercera vez consecutiva que el presidente Evo Morales, el vicepresidente Álvaro García Linera, los ministros de Estado y otras altas autoridades se incrementen su salario. Primero fue el decreto 1573, del 1 de mayo de 2013, que establecía la escala salarial para las máximas autoridades del Órgano Ejecutivo del Estado.

En ese sentido, se fijó el salario para el presidente, de Bs 18.000 y de Bs 17.000 para el vicepresidente. El decreto 1989 del 2 de mayo del año pasado, fijaba que el mandatario percibiría mensualmente Bs 19.800 y el vicepresidente, Bs 18.700.

El incremento

En marzo, el Gobierno acordó con el ente matriz de los obreros un aumento a la masa salarial del 8,5% y del 15% al Salario Mínimo Nacional (SMN), con retroactividad a enero.

“Muchos dicen que no es lo óptimo. Obviamente que no, por eso, nosotros siempre venimos planteando una salario mínimo acorde con la canasta familiar. Esa lucha se mantiene. Por eso se trabajará en elaborar una nueva canasta familiar”, indicó Óscar Tapia.

Para el investigador del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla), Bruno Rojas, entre el periodo 2006 hasta el 2012, “el incremento real de los salarios fue solo del 1,5% anual frente al incremento nominal de más del 70%.

“Estos incrementos reiteran la vigencia de una política de contención salarial que significa fijar un salario bajo para los trabajadores. Lo que deberían ganar los trabajadores es Bs 8.309. La clase obrera no tiene nada que festejar este 1 de mayo”, sostuvo.

Por su parte, el ministro de Economía, Luis Arce, señaló, tras el gabinete realizado ayer, que con los aumentos salariales de los últimos años se ha ido recuperando el poder adquisitivo que, en el pasado, los gobiernos neoliberales congelaron.

“Se garantiza el incremento salarial de los trabajadores. Este incremento es real, sostenido y absolutamente garantizado porque proviene de la capacidad de la economía, de generar estos ingresos, que no proviene de los precios internacionales, que se pueden caer y mañana tendríamos que reducir sueldos. Provienen, más bien, del esfuerzo interno que hemos desarrollado y fortalecido, que se llama la demanda interna, el consumo de los bolivianos y la inversión que hacemos en el país”, explicó.

Recordó que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el Banco Mundial (BM) destacaron que el “empuje al salario” es una de las razones por las que “salimos del fondo de la tabla en el ranking de reducción de la pobreza”.

Los empresarios del país advirtieron en las últimas horas que las políticas salariales fijadas por el Gobierno impactan entre un 10,5% y un 40% en los flujos de caja y en los costos laborales de las empresas.

El vicepresidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Marco Salinas, expresó que las cargas de las políticas salariales incrementarán hasta un 40% los costos laborales en las empresas y que constructores y manufactureros son los sectores más castigados por su alta dependencia de mano de obra.

Paquete de decretos

La COB y autoridades del Ministerio de Economía siguen debatiendo la redacción de cinco decretos que serían aprobados por el presidente Evo Morales, mañana, durante los festejos del Día del Trabajador.

Entre ellos están las normativas que aplique el alza salarial del sector privado; el aumento al sector público, además de la imprescriptibilidad de las vacaciones, un reglamento para la otorgación de las personerías jurídicas y el respeto a las conquistas sociales.

Desde La Paz, el titular del sector empresarial, Javier Calderón, dijo que preocupa la sostenibilidad de las empresas por el decreto aprobado por el Gobierno, que no toma en cuenta las condiciones y sugerencias del sector privado.

Para ver la página de origen haga click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Number One Number Two Number Three

Pie de pagina Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia
Suscríbete Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores
markunread_mailbox SUSCRIBIRSE
Suscripcion REGRESAR Suscríbete a nuestros boletines electrónicos