Eju.tv • Expertos dicen que salarios no crecieron a la par de la inflación • 01/05/2013

Back to Blog

Eju.tv • Expertos dicen que salarios no crecieron a la par de la inflación • 01/05/2013

En Bolivia, en los últimos siete años el salario mínimo nacional subió en 127%. Situación. Además del incremento salarial, el Gobierno emitió varios decretos con beneficios laborales.

Por Página Siete / La Paz 01/05/2013 / Luz Mendoza

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y del Ministerio de Trabajo, desde 2006 el salario mínimo nacional se incrementó en un 127%, de 440 a 1.200 bolivianos.

No obstante, según el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), este incremento no cubriría a la inflación acumulada durante este mismo periodo de tiempo.

Bruno Rojas, investigador del CEDLA, afirma que estos incrementos anuales fueron sólo medidas de reposición, ya que ni siquiera llegaron a cubrir la inflación acumulada anual.

Al respecto, el analista económico Rodolfo Eróstegui sostiene que “en términos de incremento al salario básico, el crecimiento cubriría la inflación según datos del INE, pero de acuerdo con otros estudios éste estaría por debajo”.

Eróstegui también señala que por mucho que crezca el salario mínimo en Bolivia siempre fue muy bajo y que debido al elevado índice de empleo informal, éste no es un índice válido de evaluación.

“Es un indicador que sirve para la indexación de algunos beneficios sociales como el pago de los bonos de antigüedad, de productividad y éstos se pagan según las consideraciones del salario mínimo”, acotó y enfatizó que en por todo esto el salario mínimo no cubre la canasta familiar, que es lo que demanda la COB.

“En 1986 se negoció la canasta básica entre el Gobierno de Víctor Paz Estenssoro y la COB. Se determinó que la canasta familiar debía ser de 402 bolivianos, y en ese momento el salario mínimo era de 60 bolivianos”, recordó.

Con ese ejemplo, el especialista grafica que siempre hubo un desfase entre el salario mínimo y la reproducción de la fuerza de trabajo , así como el acceso a vivienda, alimentación, educación y otros.

“La COB tomó esto y le sumó las inflaciones, ahora tenemos una canasta familiar de 8.300 bolivianos, que es mucho mayor al salario mínimo”.

Las normas aprobadas en recientes años

Desde 2006, cada Primero de Mayo el Gobierno ha aprobado decretos supremos y otras normas a favor de los trabajadores.

Ese año a pocos meses de asumir, el presidente Evo Morales nacionalizó los hidrocarburos; en 2007, decretó un incremento salarial del 6%. La Empresa Nacional de Telecomunicaciones fue nacionalizada en 2008, en 2009 se decretó el derecho a la indemnización para los trabajadores.

El 2010, médicos, maestros, policías y militares se beneficiaron con un incremento salarial diferenciado.

Los mineros de Huanuni recibieron un incremento salarial del 10% en 2011 y en 2012 se reconoció la licencia de tres meses por paternidad para los trabajadores.

Punto de vista

RODOLFO ERÓSTEGUI

Analista económico

Para los siguientes incrementos salariales se debe acordar entre el Gobierno, la Central Obrera Boliviana (COB) y la Federación de Empresarios Privados la elaboración de presupuestos familiares a partir de encuestas. Estos sondeos podrán determinar los niveles de consumo y las canastas familiares -porque no es una sola- para cada uno de los estratos que componen la sociedad.

Existe diferencia entre un obrero de una urbe y un minero. Este último no gasta en transporte y otros requerimientos, pero sí necesitará alimentos más nutrientes.

Ese ejercicio se hace en otros países como en Brasil y también debería hacerse en Bolivia, pues permitirá determinar el valor y, en última instancia, el precio de la fuerza de trabajo de una persona como cabeza de familia. Ahora, (en los actuales incrementos) se toma un valor de una supuesta inflación que nadie sabe de dónde viene.

A partir de este acuerdo comenzaremos una política de acercamiento apta para el crecimiento a partir de la productividad.

Tenemos que redistribuir el crecimiento entre los trabajadores y los empleadores. Ambos ponen algo para cumplir con las metas.

Los primeros entregan su fuerza de trabajo y los segundos su capital. El crecimiento de la productividad requerirá un mayor esfuerzo del trabajador y también un mayor esfuerzo del empleador en dotar de mayor maquinaria, capital y otras necesidades.

Para ver la página de origen haga click aquí.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog