Back to Blog

Diario Crítico de Bolivia • Evo Morales cambia 14 de sus 20 ministros en su segundo mandato plurinacional

El presidente boliviano, Evo Morales, reestructuró el sábado su gabinete ministerial, en el primer acto tras asumir su segundo mandato consecutivo en el empobrecido país. Un día después de asumir un nuevo mandato que se extenderá hasta el 2015, el mandatario cambió a 14 de de 20 ministros, entre ellos, el de Hidrocarburos y Energía, que ahora estará a cargo de Luis Fernando Vincenti. El ex titular de Hidrocarburos, Oscar Coca, pasó al Ministerio de la Presidencia. Las exportaciones de Bolivia dependen en gran parte de los envíos de gas natural cuya reserva es la segunda más grande de Latinoamérica. La última gran reestructuración del gabinete se dio en febrero del 2009, tras poner en vigencia una nueva Constitución de corte socialista.

«El país avanza» al socialismo dijeron los reeelctos Presidente y Vicepresidente, Evo Morales y Alvaro García Linera en el acto en el que asumió el segundo mandato en Bolivia. Afirmando que los últimos cuatro años fueron los mejores de la historia republicana, el mandatario prometió profundizar el denominado «proceso de cambio».

Como es habitual, el mandatario presentó un informe detallado de la gestión de cada ministerio y las cifras macroeconómicas sobresalieron en su mensaje. Por ejemplo, Morales dijo que Bolivia dejó de ser un Estado mendigo e indigno porque desde su primer año de gestión ha tenido superávit presupuestario.

También destacó que en 2005 recibió una balanza comercial (exportaciones contra importaciones) favorables sólo por $us 96 millones a $us 1.500 millones, recibió un país con crecimiento real del Producto Interno Bruto (PIB) del 3,4% y en 2008 alcanzó al 6,8%. Buena parte de esta bonanza se debe a los hidrocarburos, pero también a la minería, cuyo PIB creció más de un 20% en cuatro años.

Eso se tradujo en un PIB  percápita promedio de su gestión de $us 1.474 frente a los 937 de promedio entre 2001 y 2005. Reconoció que en 2007 y 2008 no pudo controlar la inflación, que se disparó hasta el 12% anual, pero acusó a los empresarios de esconder productos para exportarlos. En 2009, consiguió que la inflación sea del 0,26%. Pese a ello, las exportaciones se han disparado de $us 1.993 millones en 2005 a 5.900 millones en 2009.

Lo mismo pasó con las reservas internacionales, que crecieron de $us 1.700 millones a 8.580 millones. También crecieron los depósitos del sistema financiero, de 3.711 millones a $us 8.269 millones, y las tasas de interés bajaron de un promedio del 20,6% a un 12,9%. Para muchos esto ha ayudado el crecimiento en la inversión pública, que aumentó de $us 629 millones en 2005 a 1.405 millones en 2009. Otro cambio significativo, según Morales, es la fuente de financiamiento de dicha inversión.

En 2005, sólo un 38% era solventado por fondos bolivianos, mientras que el año pasado la proporción alcanzó al 77% de fondos propios y sólo un 23% provino de créditos o donaciones externas.

Gracias a ello, las recaudaciones se duplicaron y superaron los Bs 30.000 millones por año, la deuda externa se redujo a menos de la mitad, pero la deuda interna prácticamente se duplicó. Morales la justifica porque asegura que ahora no va a pagar sueldos, sino financiar obras.

Los ingresos por la renta petrolera, fruto de la nueva Ley de Hidrocarburos y la nacionalización, rozó lo $us 8.000 millones en cuatro años y eso provocó que los ingresos de alcaldías, prefecturas y universidades crezca de Bs 4.682 millones en 2005 a más de 11.600 millones el año pasado. A ello le suma la creación del Banco de Desarrollo Productivo, que con $us 120 millones de crédito ha logrado producir más de 100.000 empleos directos. Según cifras del Gobierno, se lograron producir 430.000 empleos directos y se bajó la tasa de desempleo abierto del 12% al 6%. Según el Centro de Estudios Laborales (Cedla), el desempleo es superior al 11%.

En el campo social, Morales destacó el programa de alfabetización que llevó a Bolivia a erradicar el analfabetismo, el amplio alcance de la renta Dignidad y los resultados del bono Juancito Pinto, que bajó la  deserción escolar del 5% a casi cero. Además ponderó los resultados de la Tarifa Dignidad de electricidad, que le ahorró a los hogares bolivianos más de $us 20 millones. También anunció que existen 13 millones de hectáreas de tierras fiscales disponibles e invitó a los emigrantes a volver al país para ocuparlas.

Todas estas cifras fueron recibidas de manera dispar por oficialistas y opositores. Para Bethy Tejada (MAS), el informe reflejó los grandes éxitos de la gestión y dijo que Bolivia debe estar satisfecha por un Gobierno que rinde cuentas ‘en positivo’.

Para mayor información haga clic aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico