Back to Blog

DATOS • 67% del empleo se concentra en sector terciario • 1/06/2014

El 67% del empleo en el país es captado por el sector terciario o en servicios en sus distintas categorías, privados y públicos, como hoteles, restaurantes, la administración del Estado y otros, según el Análisis del Mercado Laboral de la Fundación para la Producción (Funda-Pró).

La investigación  revela que el sector primario, conformado por la agricultura, la ganadería y la minería, por ser altamente productivo, sólo capta el 7% del empleo a escala nacional.

El sector  secundario, compuesto por  la industria, la manufactura, la energía y la construcción, tiene el 26% del empleo.

«El sector terciario -el comercio, las ventas y las reparaciones- genera más empleo (el 22% aproximadamente o un millón de personas. Sin embargo, es necesario aclarar que aquellos sectores que aumentan su participación en el empleo entre 1976 y 2007 registran también un incremento en el grado de informalidad en el mismo periodo», según el informe.

Estos datos fueron obtenidos por Funda-Pró en 2007 y  no sufrieron variaciones importantes desde 2002. En 1976, el sector primario tenía una mayor relevancia con 11%, aunque estos datos pueden variar según los que el Instituto Nacional de Estadística (INE) pueda presentar tras el Censo de Población y Vivienda de 2012.

Hoy se celebra un nuevo 1 de mayo, el Día Internacional del Trabajo.

Nuevos oficios informales

El investigador del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), Bruno Rojas, dijo que, por ejemplo, la expansión del comercio creó nuevos oficios -especialmente para jóvenes- que requieren poca instrucción.

«Me llamó la atención que hubieran aumentado los promotores e impulsores de ventas, con jóvenes trabajando vestidos de payasos en diferentes lugares», declaró el especialista.

En el  sector informal se crearon diferentes oficios a partir de algunas necesidades de la población, como las clínicas de camisas o de pantalones.

Además, la falta de fuentes de trabajo afecta a los profesionales. Según datos a 2011,  el «desempleo ilustrado» bordea el 13% de la tasa del desempleo y duplica la tasa de desempleo general del 7,9%.

«Ante la falta de nuevos empleos de calidad, específicos para profesionales, la tendencia apunta a que los profesionales, técnicos y con otra formación tengan que  crear su propia fuente de trabajo, por ejemplo para  dar algún servicio, como la apertura de una oficina compartida con otros profesionales del mismo rubro», explicó Rojas.

Sin embargo, la elevada  tasa de «desempleo ilustrado» también genera la sobrecalificación. «El desempleo, bajo esta categoría, afecta a profesionales que tienen mayor formación educativa», que tienen que emplearse como  programadores de sistemas, asistentes en consultorios médicos, legales o  de arquitectos.

«Esto trae problemas al país, porque estamos desaprovechando población con una mayor formación educativa. Los estamos subutilizando y el país no puede darse el lujo de no canalizar adecuadamente esas capacidades desarrolladas y aprendidas por  profesionales», explicó.

Población ocupada

El estudio de Funda-Pró expresa que casi el 70% de la población ocupada se encuentra en dos categorías: empleado (37%) y trabajador por cuenta propia (32%).

En el sector terciario, el 81% de la fuerza de trabajo se distribuye entre  los que son trabajadores por cuenta propia y empleados. Por ejemplo, en sectores privados -comercios, restaurantes, hoteles y otros- el 4% tiene un empleado y el  37% se desempeña por su cuenta.

En cambio, en servicios sociales la mayoría está en reparticiones estatales, añade el estudio.

Menor crecimiento afectará a la baja tasa de desempleo

Los pronósticos de disminución del crecimiento económico en América Latina y el Caribe, en 2014, afectan negativamente la posibilidad de mantener la baja tasa de desempleo que tiene la región y de reducir la informalidad, planteó la directora regional de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Elizabeth Tinoco.

«La baja en la tasa esperada de crecimiento económico no es una buena noticia para el empleo en nuestra región», dijo Tinoco, al comentar que este 1 de  mayo es importante tener presente la necesidad de redoblar los esfuerzos por generar más y mejores empleos, «para evitar un retroceso de los logros alcanzados en el mercado laboral».

En 2013 el crecimiento económico regional alcanzó a 2,7% (FMI). Y este año  se esperaba que la tasa llegue a 3% o incluso levemente por encima a 3,2% (CEPAL), pero, según las últimas estimaciones, se  podría alcanzar niveles de 2,7% (CEPAL), 2,5% (FMI) o 2,3% (Banco Mundial).

El ciclo de crecimiento positivo experimentado por la región desde hace una década fue determinante para provocar un descenso importante en la tasa promedio del desempleo urbano, que bajó de 11,1% en 2003 a mínimos históricos de 6,3% en 2013.

Para este año se esperaba que la tasa promedio regional se mantuviera a ese mismo nivel, o que incluso registrara una leve baja.  Además la  informalidad  afecta a 47,7% de los trabajadores ocupados, lo que equivale a 130 millones de personas.

Para ver la página de origen haga click aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico