Back to Blog

Correo del Sur • Paro de la COB ahoga al país • 2011_04_15

PROTESTAS CALLEJERAS INTERRUMPEN LA AGENDA DEL PRESIDENTE EN EL ANIVERSARIO DE TARIJA

Paro de la COB ahoga al país

Las marchas y bloqueos proliferan, en medio de intentos frustrados del Gobierno por reponer el diálogo

La Paz/Agencia EFE. 15 de abril de 2011.- Miles de manifestantes bloquearon ayer gran parte de La Paz y otras ciudades del país en el octavo día de huelgas, marchas y disturbios por demandas salariales, y cercaron la residencia del presidente Evo Morales, que el miércoles viajó a inaugurar obras en Tarija.
También siguen las protestas en Santa Cruz, Cochabamba, Tarija, Sucre, Pando, Beni y Potosí, en reclamo de un ajuste salarial mayor y más general que el 10% que decretó el Primer Mandatario para el sector privado y unas pocas áreas estatales (policías, militares, maestros y trabajadores de la salud).
En la localidad tarijeña de Yacuiba, cerca de Argentina, la Policía dispersó con gases lacrimógenos a maestros que intentaban acercarse a Morales durante una de las inauguraciones.

En La Paz, miles de educadores rurales, que antes respaldaban a Morales, bloquearon todas las vías principales desde primera hora, según constataron corresponsales de la agencia EFE.

La residencia presidencial, que está a medio camino entre el centro histórico de la ciudad y la próspera Zona Sur, estuvo cercada durante varias horas por los maestros, pese a estar rodeada de cuarteles, pero no hubo incidentes mayores.

Dirigentes sindicales explicaron que dado que los policías reprimieron durante toda la semana el acceso a Plaza Murillo, donde están los palacios del Gobierno y del Legislativo, decidieron cercar la residencia de Morales.

Las protestas están encabezadas por la Central Obrera Boliviana (COB), hasta hace poco aliada de Morales y en el pasado causante de la caída de varios Gobiernos, cuyos líderes rechazan negociar con los ministros y exigen hacerlo directamente con el Presidente.

«Nosotros hemos llevado a Evo Morales al Gobierno, pero hoy en día se está durmiendo y olvidando de esta clase social que lo ha llevado al poder», declaró el dirigente Edwin Aldana, uno de los maestros que dirigió el cerco a la residencia de San Jorge.

Agregó que el Magisterio vio «con mucha pena la equivocación económica» de Morales en diciembre, cuando decretó por sorpresa el llamado «gasolinazo», una subida de precios de los combustibles hasta en un 82% que tuvo que retirar pocos días después ante la presión de numerosos sectores.

Según Aldana, a pesar de aquella marcha atrás, que muchos bolivianos llaman «reculazo», los precios de los alimentos subieron hasta «en un 100%» y no han vuelto a bajar.

El Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA) informó el miércoles que los precios de los alimentos aumentaron en Bolivia 18.5 % entre marzo de 2010 y el mismo mes de este año, 7,4 puntos más que el 11.1 % de inflación general que divulgó el Gobierno para ese periodo.

Hay bloqueos en Santa Cruz; en el municipio Guarayos, al menos 1.000 maestros comenzaron a bloquear la vía que une Trinidad con Santa Cruz. En el mismo Departamento, los trabajadores del magisterio de la Provincia Ichilo realizan bloqueos intermitentes en la carretera hacia Cochabamba.

La protesta alcanzó dimensión nacional, es decir se «nacionalizó», en el transcurso de las últimas horas.

En una acción muy bien coordinada, los maestros se convirtieron en la punta de lanza de la protesta también en Cobija, capital de Pando; y Riberalta, ciudad industrial del Departamento de Beni.

CONVULSIÓN EN LAS CALLES
Los maestros suspendieron el cerco a la residencia de Morales al mediodía, pero su marcha y otras más, entre ellas una de médicos y trabajadores de la salud y la seguridad social, colapsaron casi todo el día La Paz, Sede del Gobierno y el Legislativo.

Los manifestantes critican a Morales, aseguran que su Gobierno y los anteriores de la derecha «son lo mismo», y dicen que el «cambio social» que predica el mandatario no llega a los más pobres.

También lo acusan de haber escapado desde el miércoles a Tarija, en vez de reunirse con la COB para solucionar el conflicto.

El ministro de la Presidencia, Oscar Coca, aseguró en una rueda de prensa que, salvo lo ocurrido en La Paz, las actividades productivas y económicas del país no están alteradas.

Coca denunció «acciones de terror y vandalismo» de los sindicalistas, pero analistas políticos y diplomáticos comentan que las manifestaciones de los últimos días no fueron más violentas que las encabezadas por Morales y sus colaboradores y aliados cuando estaban en la oposición.

Su convocatoria al diálogo, ayer, cayó el saco roto, pues dirigentes de la COB rechazaron reunirse con los ministros, salvo que esté presente el presidente Morales.

EN JORNADA LA MOVILIZADA

• El Jiliri Apu Mallku del CONAMAQ, Sergio Hinojosa, aseguró que no participarán de la movilización convocada por el Pacto de Unidad y la Coordinadora Nacional para el Cambio (CONALCAM) contra la Central Obrera Boliviana (COB).

• La dirigente de la Federación del Magisterio urbano de La Paz, Vilma Plata, responsabilizó ayer al Gobierno de los posibles hechos de sangre que se pudieran presentar en las calles, tras la determinación de la CONALCAM de movilizarse para contrarrestar las marchas de los trabajadores sindicalizados.

• El anuncio gubernamental de que los asegurados de la Caja Nacional de Salud (CNS) serán atendidos por tres redes de salud estatales, no fue acatado ayer en los hechos, pues dos de los tres entes gestores que debieron atender a los asegurados también cerraron sus puertas sumándose al paro dispuesto por la COB y solidarizándose con sus pares de la entidad aseguradora.

• El Ministerio de Educación y la Confederación y Federación de Estudiantes de Escuelas Superiores de Formación de Maestros suscribieron un acuerdo ayer, con el que ponen fin a las movilizaciones de ese sector.

MOVILIZACIONES EN TARIJA PERTURBAN PRESENCIA DEL PRESIDENTE EVO MORALES

Movilizaciones de sectores asalariados en Tarija impidieron el normal desarrollo de las actividades previstas en ocasión de la efeméride departamental y la participación del presidente del Estado, Evo Morales, en las mismas.

Magisterio y trabajadores en salud fueron duramente reprimidos por efectivos policiales tanto en la Capital chapaca como en Yacuiba.

La visita del presidente Evo Morales a Tarija fue resistida por trabajadores en tres ocasiones.

En la mañana, en la población de Yacuiba; al medio día en la plaza central de la Capital tarijeña, y por la noche en cercanías de la Asamblea Legislativa Departamental.

Una marcha de protesta de los trabajadores sorprendió al Presidente cuando éste se encontraba presenciando el acto cívico de la efeméride de Tarija en la ciudad de Yacuiba; la Policía lanzó agentes químicos para dispersar a la muchedumbre.

Según versiones de medios radiales, niños y jóvenes resultados afectados por los gases. Cuatro maestros forcejearon con agentes del orden y terminaron arrestados, aunque luego se los liberó.

EN LA CAPITAL CHAPACA

El secretario de conflictos del magisterio rural de Tarija, Daniel Flores, denunció que al medio día de ayer la Policía reprimió con agentes químicos a varios sectores se encontraban en la plaza principal, incluso con mujeres y niños.
«La Policía arremetió contra el Magisterio sin ningún motivo a desmovilizar con garrotes, hay un profesora con la mano rota es lamentable esta situación», denunció.

Por la tarde, los mismos sectores se apostaron en la plaza central para hacer una vigilia, cercando la Asamblea Departamental, donde se debía realizar un acto por la efeméride departamental y el Presidente debía ser declarado huésped ilustre.

«Si el Presidente quiere entrar que solucione los conflictos en La Paz con la COB, Tarija no tiene nada que festejar, el Presidente está comiendo parrillada por San Lorenzo, él debería estar mediando en el conflicto», expresó el dirigente sindical.

Al promediar la 14:15, la Policía golpeó y arrastró a algunos profesores, además detuvo a cinco de ellos, en su intento de despejar la plaza principal sitiada desde la mañana por trabajadores que exigen mejor aumento salarial.

Los maestros fueron obligados a retroceder para despejar las calles y dejar expeditos los ingresos, no solamente a la Alcaldía, sino también la Gobernación y a la Asamblea Departamental.

En esa tarea, los uniformados, que seguramente preveían la llegada del presidente Morales tras su retorno de Yacuiba, chocaron contra los maestros, algunos de los cuales, especialmente mujeres, perdieron el equilibrio y fueron obligados a replegarse.

En el forcejeo al parecer incluso se utilizó gas pimienta, porque las denuncias a la prensa de algunos maestros fueron de gasificación; el amague de enfrentamiento se hizo fuerte ante la necesidad de despejar esa esquina.

El padre de uno de los arrestados denunció que fue “jaripeado” por su protesta en la plaza y lamentó que los policías no tengan el mínimo respeto a las personas.

Los uniformados mantuvieron despejadas las vías mientras los maestros y otros trabajadores se quedaron esperando en medio de cánticos y estribillos antigubernamentales, la presencia del mandatario, que según se anunció, estaría en la Asamblea Departamental. Finalmente, Morales no acudió al acto.
La dirigente de los maestros rurales Lency Aparicio lamentó la detención de sus colegas y dijo que la Policía en lugar de esas actitudes tendría que estar luchando contra la delincuencia. Criticó la falta de respuesta del Gobierno a un mejor aumento salarial. Caída la noche, los movilizados se dispersaron, ya sabiendo que el Primer Mandatario no acudiría al acto.

Para ver la página de origen haga click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico