Back to Blog

Cambio • Para el ministro Arce, es definitivo el incremento salarial del 10 por ciento • C 2011_03_15

Cambio – La Paz, 14 de marzp de 2011.- Ante la cercanía del ampliado de la Central Obrera Boliviana (COB), donde se definirán medidas para reclamar un mayor incremento salarial, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, afirmó ayer que el Estado no está en condiciones de ofrecer un aumento mayor al 10 por ciento, establecido en el Decreto Supremo 809.

“En el caso de los trabajadores del Estado (salud, educación, Fuerzas Armadas y Policía), es lo que tenemos para ofrecerles, no tenemos más recursos para hacerlo”, dijo la autoridad.

Hay que diferenciar el incremento salarial para el sector privado, dijo Arce, “donde se pone un piso de 10 por ciento, y sobre eso, en función de la negociación, los trabajadores podrán lograr un incremento mayor a la masa salarial, por lo tanto un beneficio mayor a los que ganan menos, por el efecto inversamente proporcional”.

Además destacó el incremento sostenido del salario mínimo nacional hasta llegar a 815,40 bolivianos en 2011 y también resaltó el aumento salarial por encima de la inflación desde 2006.

Explicó que la actual gestión de  Gobierno se ha caracterizado por la transparencia en la administración de los recursos públicos, donde no hay nada que ocultar.

“No hay gastos reservados, y por lo tanto es lo que podemos ofrecer a los trabajadores de salud y educación, que ratifica el compromiso del Gobierno, va mas allá del 7,18 por ciento que fue la inflación registrada en la gestión 2010, está por encima”, agregó el Ministro.

“Este año esperamos mejorar las recaudaciones, los ingresos para, paulatinamente, acercarnos a un salario más alto para estos sectores”.

Entretanto el ministro de Trabajo, Félix Rojas, en respuesta a la solicitud de la COB, descartó la modificación del Decreto 809, que establece un  incremento salarial del 10 por ciento.

“Pedir la abrogación del incremento significaría que no quieren aumento y quisieran recordar los tiempos del neoliberalismo 2004 y 2005, cuando los incrementos eran cero”, dijo Rojas.

Aseguró que el aumento del 20 por ciento al salario mínimo nacional es el más alto de los últimos diez años, y que es la primera vez en la historia de Bolivia que sobrepasa los 100 dólares.

“Si vamos a establecer en dólares el valor del salario mínimo tenemos que en 2000 era de 57 dólares, y el año 2011, para la historia del país, resulta que tenemos un salario mínimo nacional de 116 dólares, rebasamos los 100 dólares por primera vez en la historia salarial del país”, aseguró.

2010: haber básico más bajo de la CAN

De acuerdo con datos procesados por el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla), el salario mínimo nacional de 2010 de 679,50 bolivianos fue el más bajo respecto a los países que integran la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

Para ese año los trabajadores bolivianos percibían un salario mínimo equivalente a 97 dólares. En tanto, en Perú el salario mínimo era de 194 dólares, en Ecuador 240 dólares y en Colombia 270 dólares.

El director de la Fundación Milenio, Napoleón Pacheco, explicó que el país tiene el salario más bajo que el resto de sus países vecinos porque su economía es pequeña.

“Esto es básicamente porque la economía boliviana es pequeña”, dijo y recordó que el Producto Interno Bruto (PIB) en 2009 se aproximó a los 18 mil millones de dólares, “pero el de los vecinos es cuatro o cinco veces mayor que el boliviano”.

Cedla: una familia de 4 integrantes requiere Bs 1.500 para cubrir gastos de alimentación

Un informe realizado por el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla), en base a un estudio del Instituto de Nutrición de Bolivia, estableció que una familia de 4 integrantes requiere de Bs 1.500 para cubrir gastos de alimentación.

En ese sentido, el investigador del Cedla, Carlos Arze, consideró insuficiente el incremento al salario (10%) y al haber básico (20%) determinado para este año por el Gobierno Nacional.

“Una canasta sólo de alimentos, medidos de acuerdo con el mínimo de requerimientos calóricos y nutrientes que se necesitan, estamos hablando de por lo menos mil quinientos (bolivianos), sólo para una canasta de la que consume calorías y nutrientes. Usted no escoge si quiere comer rico o no”, dijo el investigador.

En ese contexto, Arze señaló que el nuevo salario mínimo nacional establecido en 815,40 bolivianos no llega a cubrir lo que una familia requiere para comprar los alimentos mínimos requeridos por sus calorías.

Explicó que este salario mínimo no cubre los otros gastos que realizan las familias en alimentación, salud, vestimenta, transporte, escuela, entre otros.

Según Arze, la suma del costo de la alimentación, más los otros ítems requeridos por cada familia, los recursos necesarios para cada una, bordean los ocho mil bolivianos que planteó la Central Obrera Boliviana (COB) como base de una canasta familiar.

“El Gobierno se resiste a dar una canasta. No dice: ‘no son estos 8 mil’; no dice: ‘son 5 mil’. ¿Por qué no lo dice? porque no tiene un estudio, además no tiene interés. Porque si dijera, tendría que determinar un salario realista, no esos 815, porque este monto no cubre ni la alimentación”, indicó.

Según Arze, el Ejecutivo lo que hace es “priorizar la ganancia empresarial” que ha registrado un crecimiento sostenido en los últimos años.

Basado en datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el investigador aseguró que sectores como los extractivistas (hidrocarburos y minería), la industria, la construcción y bancos han registrado un crecimiento importante en los últimos años.

“En términos reales no se le está aumentando nada, sino, le están devolviendo (al trabajador) el 10 por ciento de la inflación, y congelando el salario. Lo que está haciendo es que esa ganancia que había obtenido el empresario se mantenga en esa proporción”, aseguró.

En opinión del investigador, se tiene que realizar un estudio conjunto de los gastos que realiza cada familia, en donde participen los empresarios, los trabajadores y las autoridades nacionales. Este trabajo deberá contemplar la alimentación, la ropa, el transporte, salud educación, entre otros.

Evolución del salario mínimo nacional

Autoridades del Órgano Ejecutivo afirmaron que en los últimos cinco años se ha recuperado el poder adquisitivo del salario del trabajador.

En la gestión 2006 el salario mínimo nacional fue elevado de 440 a 500 bolivianos (13,63 por ciento).

En 2007, de 500 a 525 bolivianos (5 por ciento); 2008, de 525 a 577,5 bolivianos (10 por ciento). El aumento salarial en 2009 fue de 12 por ciento como base inicial, que compensaba la inflación acumulada de 2008, que fue de 11,8 por ciento.

El aumento salarial en 2009 fue de 577,5 a 647 bolivianos el mínimo nacional.

En 2010, el salario mínimo nacional se elevó de 647 bolivianos a 679,5 bolivianos (cinco por ciento de aumento). Para este año el salario mínimo nacional se elevó a 815,4 bolivianos.

Junto con el salario mínimo nacional, el Órgano Ejecutivo, mediante decreto supremo, determinó el incremento a los salarios de cuatro sectores (salud, educación, Fuerzas Armadas y Policía) del 10 por ciento.

En tanto que los trabajadores del sector privado negociarán el aumento a sus sueldos con sus empleadores sobre la base del 10 por ciento.

Para ver la página de origen haga click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico