Back to Blog

LosTiempos•Naufraga reto del Gobierno ante la COP de preservar los bosques

https://www.lostiempos.com/actualidad/economia/20191007/naufraga-reto-del-gobierno-cop-preservar-bosques

Economía
  • Bosques quemados en la Chiquitanía, hace un par de semanas. | AFP
 
Publicado el 07/10/2019 a las 5h44
 

La preservación de los bosques, uno de los tres ejes que el Gobierno de Evo Morales se planteó como compromiso ante el mundo para enfrentar el cambio climático, queda en duda con los últimos incendios que arrasaron más de 5,5 millones de hectáreas en toda Bolivia.

La propuesta del Gobierno ante la Conferencia por el Cambio Climático (COP), se centaba en tres ejes.

-Agua. Incrementar de forma integral la capacidad de adaptación y reducir sistemáticamente la vulnerabilidad hídrica del país.
-Energía. Incrementar la capacidad de generación eléctrica a través de energías renovables para el desarrollo local y de la región.
-Bosques y agricultura. Incrementar la capacidad de mitigación y adaptación conjunta a través del manejo integral y sustentable de los bosques.

Dados los recientes incendios que continúan devastando los bosques de Bolivia, hay que prestar atención especial a estos enunciados: “Con relación a los bosques y agropecuaria, se impulsarán acciones con un enfoque de mitigación y adaptación conjunta al cambio climático y desarrollo integral, lográndose los siguientes resultados:

– Se ha alcanzado cero deforestación ilegal al 2020.
– Se ha incrementado la superficie de áreas forestadas y reforestadas a 4,5 millones de hectáreas al 2030.
– Se ha incrementado las áreas de bosques con manejo integral y sustentable con enfoque comunitario a 16,9 millones de hectáreas al 2030, respecto a 3,1 millones de hectáreas el año 2010.
– Se han fortalecido las funciones ambientales (captura y almacenamiento de carbono, materia orgánica y fertilidad del suelo, conservación de la biodiversidad y disponibilidad de agua) en aproximadamente 29 millones de hectáreas al 2030.
– Se ha contribuido al incremento del Producto Interno Bruto (PIB) al 5,4 por ciento el año 2030, favorecido por la producción agropecuaria y agroforestal de manera complementaria con la conservación.
-Se ha reducido a cero la extrema pobreza en la población que depende de los bosques al 2025, de un aproximado de 350 mil personas al 2010.
-Se ha incrementado al 2030 la cobertura neta de bosques a más de 54 millones de hectáreas, respecto de las 52,5 millones del año 2010.
-Se ha incrementado la capacidad conjunta de mitigación y adaptación de las áreas comprendidas en los bosques y sistemas agropecuarios y forestales de 0,35 unidades el 2010 a 0,78 el 2030, medido por el Índice Nacional de Vida Sustentable de los Bosques, lográndose sistemas productivos y de conservación complementarios y resilientes.

NDC

La adopción del Acuerdo de París en 2015 en la 21ª Conferencia de las Partes (COP 21) supuso uno de los mayores hitos en materia de cambio climático de la historia. Un total de 196 artes (195 países más la Unión Europea) realizaron un pacto por el que se comprometían a tomar medidas drásticas a corto, medio y largo plazo para luchar contra el cambio climático. En el corazón de aquel acuerdo, las INDC (contribuciones previstas y determinadas a nivel nacional, por sus siglas en inglés) eran parte fundamental por ser el documento mediante el cual cada país ponía sobre la mesa los esfuerzos nacionales que llevaría a cabo a partir de

2020 para cumplir con los dos objetivos más ambiciosos del Acuerdo: mantener el incremento de la temperatura global muy por debajo de los 2 °C respecto a la era preindustrial, con esfuerzos para limitarlo a 1,5 °C, y  fortalecer la capacidad de adaptación a los efectos adversos del cambio climático y aumentar la resiliencia.

La sigla INDC surgió en la COP19 de Varsovia. Se instó a los países a determinar de forma independiente cuál sería su contribución al esfuerzo global de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

La iniciativa tuvo tal acogida, que poco antes de arrancar la Conferencia de París, más de 180 países que representaban más del 90 por ciento de las emisiones globales habían presentado sus contribuciones, detallando objetivos de reducción de GEI, planes de acción (de mitigación y adaptación), así como medidas de financiación.

Todas estas INDC fueron analizadas de forma conjunta en el Informe de Síntesis sobre el Efecto Agregado y este reveló que la suma de las contribuciones de todas las naciones no era suficiente para alcanzar la meta de mantener al planeta muy por debajo de los 2°C de incremento en el calentamiento global.

De hecho, en el propio Acuerdo de París, los países expresaron su preocupación y reconocieron que “se requerirá un esfuerzo de reducción de las emisiones mucho mayor que el que suponen las contribuciones previstas determinadas a nivel nacional”.

 

LAS MEDIDAS DE LOS PAÍSES AÚN SON INSUFICIENTES

En el momento en el que cualquier país ratificaba el Acuerdo de París, su INDC perdía la condición de “prevista” y pasaba a llamarse Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC, por sus siglas en inglés).

Desde entonces, se convirtió en una de las herramientas clave para medir qué está haciendo cada país en materia de cambio climático. No obstante, por si las contribuciones nacionales no conseguían alcanzar el objetivo de limitar el calentamiento global en 2°C, con esfuerzos en 1,5°C, el Acuerdo de París previó la revisión de las NDC cada cinco años, momento en que cada país debe volver a entregar un documento con planes y objetivos más ambiciosos en la lucha contra el cambio climático.

Hasta ahora todos los informes independientes o institucionales sobre los NDC y el impacto de las medidas que se toman por parte de los países en políticas de cambio climático no auguran un buen futuro. O se pisa el acelerador, o no se llega al objetivo, es la conclusión.

Hasta la fecha, los dos informes oficiales de la ONU que analizan en conjunto todas las NDC muestran que no son suficientes para limitar el calentamiento global en 2ºC.

En comparación con los datos de otras organizaciones independientes, se trataría de un análisis muy prudente.

Otros análisis, como Climate Action Tracker, revelan que hay 50 por ciento de probabilidad de que se supere la temperatura calculada 3,16 °C o más en 2100 si se sigue la ruta de emisiones actuales y, según compromiso de las primeras NDC, más del 90 por ciento de probabilidad de superar los 2°C marcados como límite pese a  los planes de los países

El panorama es preocupante. Naciones como Suiza, con una propuesta de reducción de las emisiones del 50 por ciento o Noruega y la Unión Europea, cuya contribución pretende ser de un 40 por ciento de disminución, todavía tienen por delante realizar un ejercicio más ambicioso en sus planes, porque sus propuestas son insuficientes para el objetivo global. Eso sin hablar de Rusia o Estados Unidos que, siendo dos de los países con más emisiones contaminantes, proponen una tímida reducción de entre el 26 y el 28 por ciento, situándose como dos de los países con más retos medioambientales por afrontar en el futuro. Uno de los puntos más delicados de las negociaciones entre gobiernos se halla en la financiación de países desarrollados a los que se hallan en desarrollo, asunto que afecta directamente a las NDC de muchos de ellos.
Fuentes: www.sostenibilidad.com, Unfccc, Climate Accion Tracker, CDKN, IPCC, Cepal, Ministerio de Ambiente de Perú, EFE

Compartir:
Back to Blog