Back to Blog

Página Siete • Gobierno no sabe si fracking es “económicamente viable”

Después de una semana de la firma del convenio de estudio entre Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y la canadiense Cancabria Energy Corp, para la exploración de gas no convencional  con la técnica del fracking, el Gobierno ahora no sabe si ese proyecto de extracción es “económicamente viable”.

Además,  asegura que el acuerdo con la empresa internacional “no dice nada”.

“No sé en cuántos años trabajaremos en eso (el fracking), pero es importante saber cuánto tenemos (de recursos no convencionales); si no sabemos cuánto tenemos, no sabemos cuánto impacto va a tener, no sabemos si económicamente va a ser viable”, declaró ayer el ministro de Hidrocarburos, Luis  Sánchez.

La autoridad responsable del área anunció que se firmarán convenios con “muchas otras empresas”  para estudiar el potencial hidrocarburífero del país, aunque le restó importancia al acuerdo suscrito con la compañía canadiense.

“(Con Cancabria) hay un convenio que no dice nada, tenemos esa empresa y muchas empresas más que van a firmar convenios para estudiar el potencial convencional y no convencional”, precisó la autoridad.

El   fracking es la fracturación de la roca para extraer gas y petróleo no convencional atrapados entre capas de roca  a gran profundidad con la presión de fuertes cantidades de agua y aditivos.

A partir de la firma del convenio, la firma internacional planea perforar varios pozos en los siguientes 25 años, una actividad que requerirá una inversión de varios millones de dólares.

Los detractores del uso de esta técnica observan que para alcanzar la roca que contiene las reservas se inyectan a alta presión hasta 37 millones de litros de agua, a la que se incorporan aditivos químicos y arena para fracturar las capas y liberar el gas.

A propósito, el investigador del  Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA)  Carlos Arze opinó que el uso del fracking para extraer el gas de esquisto causa “desastrosos impactos ambientales”, que deberían ser evaluados por el Gobierno antes de firmar cualquier  convenio para una eventual explotación.

“En el mundo entero ya se ha comprobado, con infinidad de evidencias, los enormes y desastrosos impactos medioambientales. De hecho, en muchos países el fracking está prohibido a pesar de tener déficit en la provisión de combustibles, por los riesgos que implica”, advirtió.

Al ser cuestionado sobre estos aspectos, el ministro Sánchez sostuvo que la técnica es utilizada en países que tienen normas estrictas sobre la preservación del medio ambiente.

“¿Quién dice que tiene impactos ambientales, el senador (Óscar  Ortiz? El Instituto  Argentino de Petróleo y Gas dice que la explotación de gas no convencional no tiene afectaciones ambientales.

Hoy, Estados Unidos, con normas muy duras ambientales, explota; Vaca Muerta (en Argentina) explota”, aseguró.

Miguel Ángel Crespo,  director del Centro de Investigación y Producción de Biorreguladores (Probioma), explicó que  un estudio reciente (Fracking Banned) realizado por sismologos de Denton Texas, concluyó que está práctica tiene efectos negativos. “Infertilidad, cáncer y enfermedades congénitas son algunos de los daños que puede causar el fracking en la gente que reside cerca de las zonas de extracción ”,  sostuvo  con base en   el estudio, traducido por actualidad.rt.com.

En el caso de Bolivia, el convenio suscrito con Cancabria incluye un estudio de exploración en las regiones del Chaco, que incluye zonas de los departamentos de Santa Cruz, Chuquisaca y, en especial, Tarija.

El ministro Sánchez  insistió que el acuerdo con la empresa extranjera inicialmente busca calcular las reservas no convencionales de hidrocarburos y que profundizar en el tema del fracking resulta muy anticipado.

“Vamos a evaluar el potencial de recursos no convencionales; en recursos convencionales tenemos un potencial de 132 TCF (trillones de pies cúbicos ), esa es nuestra primera meta. El presidente Morales va a anunciar un estudio mucho mayor del potencial de recursos no convencionales, dicen que son cuatro cifras, vamos a estudiar”, explicó.

El anterior jueves, en Tarija, el presidente de Cancabria, Christopher Cornelius, señaló que su compañía está  involucrada en la extracción de gas de esquisto desde hace más de 30 años, en tanto que el ministro de Hidrocarburos acotó que la firma intervino  “más de  1.200 pozos” en los lugares donde opera.

En el mismo encuentro, Cancabria anunció que calcula  que en Bolivia hay recursos hidrocarburíferos por al menos 100 trillones de pies cúbicos.

Polémica por la técnica 

  • Estudio El trabajo realizado por científicos estadounidenses sobre la fracturación hidráulica advierte que la “probable razón para que se produzcan temblores” podría deberse a la extracción de gas de esquisto con el fracking, ya que produce “rupturas, fracturas, grietas y destrucción de las capas” de rocas, en el trabajo de liberación del hidrocarburo.
  • Ironía  Al ser consultado si no es contradictorio pensar en el uso del fracking en el país, cuando el Presidente aboga por el cuidado de la Madre Tierra, el ministro Sánchez ironizó que los periodistas tienen “mucha proactividad” por adelantarse a lo que sucederá dentro de varios años y agregó que se debe ir “paso a paso, como buen chapaco”.

VER MÁS: http://www.paginasiete.bo/economia/2018/4/19/gobierno-no-sabe-si-fracking-es-economicamente-viable-177115.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog

Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia

Suscríbete

Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores

    Correo electrónico