evaporiticos.gob.bo • El Litio y las calumnias del CEDLA • 27/10/2014

Autor GNRE

(*) Luis Alberto Echazu Alvarado

La publicación del CEDLA, dentro del proyecto “Plataforma Energética” que cuenta con el financiamiento de IBIS y el principado del gobierno de Asturias (España), “Un presente sin futuro, El proyecto de Industrialización de los Recursos Evaporíticos”, no es, como pasaremos a demostrar, ningún aporte científico, técnico , ni siquiera informativo, por el contrario desinforma al pueblo, distorsiona la realidad y miente groseramente sobre el proceso de producción de sales de Litio y Potasio y los residuos consecuentes. Es un intento político de desprestigiar al gobierno del presidente Evo Morales y especialmente a sus políticas de industrialización de los recursos naturales de nuestro país.

Ing. Echazu junto al ing. Montenegro en conferencia de prensa explicando las falsas afirmaciones de CEDLA, SepT. 2014.

Repitiendo viejas prácticas de los escribas de la antipatria, que llegaron en el pasado incluso a desestimar la instalación de hornos de fundición en Bolivia con argumentos supuestamente técnicos y científicos, el CEDLA apunta a desprestigiar el proyecto de industrialización de los recursos evaporíticos y a generar desconfianza en la población sobre su viabilidad.

¿Cuál es el objetivo de semejante posición? No descartamos que a pesar de una postura política aparentemente progresista, se esconda la verdadera intención de influir con argumentos falaces para la entrega del proyecto a empresas transnacionales. Vano intento que fracasará por la firme decisión del presidente Evo Morales y su estrategia de largo plazo para la industrialización soberana de nuestros recursos naturales no renovables, pero también y sobre todo por el esfuerzo de técnicos y científicos bolivianos, que garantizan con su creciente conocimiento y pericia, el éxito del proyecto.

Pasemos a revisar los argumentos falaces contenidos en la publicación del CEDLA:

Desde el propio título de la consultoría, “Un presente sin futuro” se manifiesta la inocultable intención de desmerecer el proyecto, sentenciando su fracaso. Peor aún un título que no se consultó con el principal investigador y especialista en el tema, el Ing. Juan Carlos Montenegro quién en sendas cartas dirigidas al director del CEDLA, exige una explicación de semejante inconducta. El CEDLA y su director con una total falta de respeto y ética, no se dignaron responder.

En segundo lugar, el titulo no corresponde en absoluto al contenido, análisis y conclusiones del Ing. Montenegro, por el contrario, lo contradicen de manera flagrante. De ahí la enérgica y fundamentada protesta que ahora nuestra gerencia bajo su autorización, la hace pública.

En tercer lugar y reiterando el irrespeto al trabajo de un especialista, el Ing. Montenegro, contratado expresamente por la ONG, otros comentaristas del CEDLA confrontan y discuten sus argumentos con los del señor Ricardo Calla, quién por su formación no tiene  la competencia ni el conocimiento técnico y científico para poder no ya rebatir, sino siquiera entender los temas en cuestión.

Pasando al fondo del problema, se asevera con total deshonestidad que la Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos está aplicando el proceso por la vía de los cloruros para obtener tanto las sales de Potasio como la de Litio que producirían gigantescos volúmenes de lodos de Hidróxido de Magnesio y Sulfato de Calcio que contaminarían todo el sur del departamento de Potosí, alcalinizando los suelos.

Es cierto que este proceso fue el primero en validarse en las investigaciones de laboratorio y en las piscinas piloto de encalado, sin embargo su aplicación mostró muchas desventajas y al propio tiempo la continua investigación logró el descubrimiento de un nuevo proceso, que en vez de retirar el ion sulfato lo aprovecha tanto en las sales de potasio en la forma  de Sulfato de Potasio, un fertilizante de mayor precio que el Cloruro de Potasio, así como de Litio en la forma de Sulfato de Litio.

Este proceso ya no utiliza el encalado de la salmuera de pozo y por ello se elimina en su totalidad la utilización de cal y consecuentemente de lechada de cal, en la producción  de sales de Potasio, reduce drásticamente el uso de agua, energía eléctrica y personal y ya no es necesaria la construcción de plantas de encalado. Adicionalmente en el proceso de evaporación fraccionada se reduce el número de piscinas de 17 a solo 7, por cada línea, reduciéndose de esta manera los costos de construcción de piscinas e impermeabilizantes.

Es este proceso el que se aplica actualmente y el que se aplicara a escala industrial. Toda la producción de sales de Potasio (más de 1.400 toneladas métricas) y Litio (más de 11 toneladas métricas) se han logrado por este proceso, es decir por la vía de los sulfatos.

Esta información no es  nueva y está contenida en nuestra memoria anual del año 2013, la misma que  figura en nuestra página Web y está disponible para todo el público.

Por lo tanto la especulación del CEDLA, – que logró amplia difusión mediática, lo que pareciera ser su principal objetivo – es completamente falsa y mentirosa. La delirante cantidad de lodos de encalado que contaminaría todo el sud este del departamento de Potosí no es cierta, en realidad se producirán lodos de encalado pero en la planta de Carbonato de Litio, en un volumen inferior al 5% de la cantidad que se hubiera producido en el proceso descartado de la vía de los cloruros.

Los investigadores de la carrera de Metalurgia de la UMSA, encabezados nuevamente por el Ing. Montenegro han culminado una interesante investigación para utilizar estos lodos en la fabricación de yeso de alta calidad, ampliamente utilizado en la construcción, en la industria cerámica e incluso en la agricultura como yeso agrícola. Analizamos la posibilidad de  encarar un proyecto para una fábrica de estos productos con la gobernación de Potosí u otra empresa pública y/o privada.

¿En qué queda la alarmista, falsa y mentirosa publicación del CEDLA?, solamente en una maniobra mediática y política para desprestigiar al gobierno y a la Estrategia de Industrialización soberana de los Recursos Evaporíticos de nuestro país, sin fundamento alguno y lo que es peor, ocultando el verdadero trabajo de investigación del Ing. Montenegro sus consideraciones y conclusiones, una de la cuáles, quizá la más importante, la de asegurar el éxito del proyecto y los beneficios que brindará al país y a nuestro pueblo.

El proyecto avanza sin pausa, superando día a día problemas de toda índole, incluso las calumnias de los antipatria que llegaron al colmo de señalar que las baterías ensambladas en la planta de La Palca fueron compradas en la Argentina, en años pasados, que el Carbonato de Litio (2 kilogramos) obtenidos en nuestro laboratorio y entregados el presidente Evo en la inauguración de la obras civiles de la planta de Llipi, fueron comprados y ahora mintiendo sobre el proceso y la producción de lodos de encalado.

El pueblo y el proceso revolucionario son más fuertes que los enemigos internos y externos. La industrialización de nuestros recursos naturales es imparable.

(*) Gerente Nacional de Recursos Evaporíticos Corporación Minera de Bolivia

 

Para ver la página de origen haga click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Number One Number Two Number Three

Pie de pagina Achumani, Calle 11, Nº 100
entre Av. García Lanza y Av. Alexander
T: 591 2 2799848 | 591 2 2794740
La Paz • Bolivia
Suscríbete Y sé parte de nuestra
comunidad de investigadores
markunread_mailbox SUSCRIBIRSE
Suscripcion REGRESAR Suscríbete a nuestros boletines electrónicos