Electricidad Interamericana • CEDLA: Industrialización del gas es un tema inviable

Back to Blog

Electricidad Interamericana • CEDLA: Industrialización del gas es un tema inviable

La industrialización del gas no podría ser viable en el mediano plazo porque el Gobierno no está tomando las acciones y los planes correspondientes para este proceso, manifestó el analista del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla), Carlos Arce.

“Lo primero que se debe discutir es que si los proyectos que se están planteando son efectivamente de industrialización. La mayor parte de los proyectos que realizará el Gobierno corresponden a la generación de energía eléctrica, petrocasas que no van a tener materia prima nacional, sino más bien venezolana”, manifestó Arce.

Además, dijo que todas las empresas que importan plásticos y plastoformos son importadores de esta materia prima y es lo mismo que hará el Gobierno, resaltando que esto no es industrializar y menos la industrialización del gas, porque se comprará de otro productor y se revenderá.

“El problema general consiste en saber qué quieren producir (Gobierno), generar electricidad o producir diésel para el mercado interno. El Gobierno está prioriozando proyectos que van a favorecer a otras industrias”, manifestó.

Para Arce, esta industrialización no se podría lograr por la falta de capacidad financiera y técnica, pero además porque se prioriza los intereses de las empresas transnacionales y los intereses del Gobierno con las mismas.

SEMINARIO

Ayer, la Plataforma Energética realizó el seminario – coloquio “Planificación e industrialización del gas: energía para Bolivia”.

Una de las conclusiones del evento señala que Bolivia debe trabajar muy duro en la planificación energética y en la industrialización del gas, si pretende salir del atraso y la pobreza.

El informe, “Estado de la planificación energética en Bolivia”, elaborado por Juan Carlos Guzmán, expresa que durante más de 30 años el Estado boliviano desarrolló una política energética virtualmente a ciegas, sin instrumentos básicos para la planificación, lo que ocasionó millonarios e irreparables daños al sector energético y a la economía y finanzas públicas.

“Bolivia contó con el balance energético recién a partir del 2008”, por lo que todas las reformas y políticas, como la intención de convertir al país en el centro energético de la región e incluso de la “nacionalización”, se desarrollaron sin contar con esta herramienta fundamental para la planificación energética, sostiene el informe.

Para mayor información haga clic aquí

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog