Back to Blog

País-Tarija•Tasa de jóvenes desocupados es del 42% en Tarija según el INE

https://elpais.bo/tasa-de-jovenes-desocupados-es-del-42-en-tarija-segun-el-ine/

Tarija es uno de los departamentos donde los jóvenes inician a más temprana edad un trabajo. Según una investigación de la UAJMS, los profesionales tardaban, en promedio, entre 6 y 12 meses para encontrar trabajo en su área o en alguna relacionada. Pero la tendencia que cada vez se tarde más, era ascendente

 
 
 
 
 
 

La tasa de jóvenes desocupados en Tarija llega al 42 por ciento, así lo muestra el “Estudio Temático de Juventud” del Instituto Nacional de Estadísticas (INE). Analistas explican que el porcentaje que logró un empleo no es estable; además que hay una diversificación del mercado y por eso no trabajan en el área en que fueron formados. Esos y otros aspectos hacen que caminen a una jubilación incierta o que, a futuro, no gocen de ella.

La institución tomó como jóvenes, para este estudio, a las personas de entre 16 y 29 años de edad en los periodos intercensales 2001-2012 y sus posteriores estimaciones. Es así que muestra que la tasa de ocupación para el último año mencionado es de 57, 9 por ciento, unos 6,3 puntos porcentuales más que en el 2001: casi similar al aumento nacional (6,6 por ciento). Sin embargo, hay un 42,1 de ese sector desocupado.

El miembro del Instituto de Investigación Económica, Financiera y Administrativa (IIEFA), Carlos Salinas, indicó que el estudio se hace en base a las proyecciones de los datos según estimaciones del propio INE, y develan que ningún nivel de Gobierno pudo resolver la demanda juvenil en el país.

El investigador y analista dice que uno de los datos que muestra el estudio del INE es que Tarija está entre los tres primeros departamentos donde los jóvenes inician su actividad laboral a más temprana edad, concretamente entre los 16 y los 21 años. Eso se traduce en que parte de estas personas no terminan sus estudios a nivel superior (carrera técnica o licenciatura), los que sí logran hacerlo no encuentran un trabajo acorde a su formación, tampoco tienen estabilidad laboral.

Salinas vio en el estudio que para el año 2012 se incrementó en 5 puntos porcentuales los jóvenes que no encuentran trabajo, que son profesionales, están en el grupo de población económicamente activa, pero no producen.  Eso genera una presión al mercado y hace que de alguna manera se distorsione, porque hay ingenieros como taxistas, comerciantes u otro rubro. Su proyección es que para el 2019 ese porcentaje haya subido 7 puntos más.

Para reforzar su análisis, menciona su investigación de Mercado Laboral en Tarija hecha para la la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho (UAJMS), la cual indicaba que los profesionales tardaban, en promedio, entre 6 y 12 meses para encontrar trabajo en su área o en alguna relacionada. Pero la tendencia que se tarde más, era ascendente.

Salinas dice que cada vez son menos los que están dispuestos a esperar ese tiempo para empezar a trabajar. Es por eso que cada vez los profesionales laboran de cualquier cosa, menos para lo que fueron formados.

“La Universidad juega un papel importante, porque está sacando profesionales en los rubros que el mercado no demanda. A lo que debe apuntar la estatal es a la especialización, que involucra el postgrado, por ejemplo, un auditor especialista en impuestos-Comenta Salinas- Todavía no hay un engranaje entre las instituciones formadoras y lo que desarrolla el mercado y la economía”.

En síntesis, el investigador dice que los datos del INE muestran que los jóvenes están en una situación laboral que luego se traducirá en que no tengan una jubilación, porque son trabajos inestables y no de su área. Para ello toma en cuenta las cifras de la Fundación Jubileo, que muestra que solo el 10 por ciento de la masa laboral accede a una jubilación, quienes no reciben pensiones dignas, a excepción de los militares.

Jubilaciones

El psicólogo y decano de la Faculta de Humanidades de la UAJMS, Javier Blades, coincide con Salinas, y agrega que la jubilación es un tema que no se lo abordó con seriedad ni con acciones concretas, pero deja consecuencias dramáticas.

En ese sentido, el especialista explica que cada generación tiene su periodo, pero nadie se jubila porque las pensiones son paupérrimas. Eso hace que los mercados laborales para los profesionales jóvenes se cierren, por ende, se ven obligados a irse al campo informal, donde sus fuentes de empleo son inestables.

“En la actualidad las personas optan por trabajar hasta su muerte o hasta que su salud lo permita. Entonces, las nuevas generaciones no tienen que esperar que otros se jubilen, sino que se muera. Ese es un problema muy delicado-sostiene Blades- Con el cálculo de vida para la jubilación que hace el actual Gobierno, 110 años, se engaña a la población. Es parte de un juego macabro para no pagar lo que corresponde, pero el costo es alto, porque sube el nivel de desempleo de las nuevas generaciones, por ello también se ve pobreza”.

La brecha laboral crece entre hombres y mujeres

Según el Estudio Temático de la Juventud del Instituto Nacional de Estadística (INE), todavía hay una brecha en el porcentaje de la tasa de ocupación entre hombre y mujer, pero también en la remuneración por la labor realizada, una que favorece al sexo masculino.

Es así que, del total de la tasa de ocupación de jóvenes en Tarija, el 46,8 por ciento son mujeres y el 68,9 hombres. Para el año 2001 era 31,6 frente a 64, respectivamente.

En cuanto a la remuneración por labor realizada, el año 2015 el ingreso mensual, en promedio, era de 2.433 bolivianos. Según sexo, el hombre percibía 2.793 bolivianos y la mujer 1.809, una brecha de casi 1.000 bolivianos de diferencia.

Compartir:
Back to Blog