La Razón/Editorial • Ingreso per cápita

Back to Blog

La Razón/Editorial • Ingreso per cápita

La economía nacional ha tenido un significativo crecimiento en la última década. Su efecto se tradujo en el aumento del ingreso per cápita, según los cálculos estadísticos. Empero, su llegada a todos los sectores sociales, en especial al rural, todavía no se manifiesta de forma objetiva. Es la tarea pendiente para hablar de desarrollo en el país.

El ingreso per cápita o personal, que se mide por año, habría dado un notable salto del 2000 al 2008, al crecer de Bs 6.162 a Bs 12.036. No se conoce aún el informe del INE (Instituto Nacional de Estadística) sobre el 2009, aunque es probable que sea menor, por la crisis internacional. La equivalencia de aquellas cifras en dólares sería de 995 a 1.651.

Con anterioridad a dicho período, los datos del INE indican que el ingreso promedio anual de las personas en 1988 era de Bs 2.233 y en 1999 de Bs 5.852. En dólares habría sido de 704 a 1.005.

A propósito de las cifras anteriores, el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas destacó que en 20 años, el crecimiento del ingreso per cápita se elevó de Bs 2.233 a Bs 12.036, o sea de $us 704 a $us 1.651. En efecto, se advierte que el comportamiento del PIB per cápita habría mantenido un crecimiento ascendente en moneda nacional, pero con variaciones en moneda extranjera, por las fluctuaciones cambiarias del dólar.

El director del Centro Boliviano de Estudios Económicos (Cebec), David Suárez, al ser entrevistado por este diario, advirtió que los lineamientos metodológicos que se apliquen tienen que ver mucho con los cálculos que se hagan, porque pueden influir en la opinión o juicio de valor que se emita sobre el comportamiento del indicador. Añadió que si el incremento del PIB per cápita en Bolivia se explica por el incremento de precios, habría que ver cuál es el impacto real en el bienestar de las personas.

Otra opinión captada fue la del director ejecutivo de CEDLA, Javier Gómez, quien sostuvo que el PIB per cápita no permite ver la distribución interna del crecimiento y que la estructura económica primaria tiende a exacerbar el indicador, porque el escaso y precario empleo puede mantenerse y que, por tanto, los bajos ingresos y la desigualdad también permanecen.

Con anterioridad, el economista y ex ministro de Finanzas Flavio Machicado Saravia escribió un comentario en el que cuestionó el cálculo de que en tres años, del 2006 al 2008, hubiera subido el ingreso per cápita de $us 1.182 a $us 1.651. Dijo que de haber sido así, el aumento sería del 39,7%, “lo que equivaldría a un crecimiento de la economía del orden del 15,3% al año, incluyendo 2,4% por concepto del crecimiento de la población”. Agregó que contrastaría con el dato oficial de que el crecimiento del PIB el 2008 fue de 5,2%.

Para mayor información haga clic aquí

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog