La Prensa • Los bolivianos tienen más ingresos pero la pobreza es alta

Back to Blog

La Prensa • Los bolivianos tienen más ingresos pero la pobreza es alta

En 2008, el ingreso per cápita de la población se elevó a 1.651 dólares gracias al crecimiento económico de 6 por ciento. Hasta 2005, este indicador apenas llegaba a los 1.010 dólares

El 6 de agosto, los bolivianos festejarán un nuevo aniversario de la República, en medio de una mejora de los ingresos per cápita hasta 1.651 dólares, un crecimiento económico en descenso respecto de 2008 y con el desafío pendiente de la erradicación de la extrema pobreza, que aún afecta al 58,9 por ciento de la población, y mejorar en desarrollo humano.

De acuerdo con datos del Ministerio de Economía y Finanzas, en la gestión 2008, la actividad productiva registró una expansión histórica del 6 por ciento gracias a la minería, los hidrocarburos, la construcción, los servicios financieros y otros rubros. Sin embargo, en el primer trimestre del año, debido a la caída de la producción de hidrocarburos, el Producto Interno Bruto (PIB) apenas creció en un 2,11 por ciento.

La expansión de la gestión pasada se tradujo, de acuerdo con el Gobierno, en una mejora de los ingresos de las personas.

Por ejemplo, el ingreso per cápita en 2005 llegó a 1.010 dólares; al año siguiente, a 1.182 dólares; en 2007, a 1.363 dólares, y en la gestión pasada, a 1.651 dólares.

El ministro de Economía y Finanzas, Luis Arce, sostuvo que otro elemento que permite mostrar cómo llegó a los bolsillos de la gente el crecimiento económico fue la expansión de los ahorros de la población.

Datos del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas revela que hasta abril de 2006, las captaciones llegaban a 3.743 millones de dólares. Al año siguiente se expandieron en 22 por ciento y sumaron 4.564 millones de dólares. En abril de 2008 ascendieron a 6.019 millones de dólares: un 32 por ciento más en los bancos, mutuales, fondos financieros privados y cooperativas de ahorro y crédito.

Sin embargo, en abril de este año sumaron 7.355 millones, destacándose sobre todo las cajas de ahorro, que ascienden a 2,669 millones, y depósitos a plazo fijo (DPF), 2.846 millones de dólares.

El Ejecutivo asegura también que se mejoró la distribución del ingreso a través de la Renta Dignidad, que beneficia a más de 20.000 personas mayores de 60 años; el Bono Juancito Pinto, que llega a los niños en edad escolar, y el Bono Juana Azurduy.

A pesar de los indicadores observados, el Banco Mundial, en un reciente informe, aseguró que Bolivia continúa como uno de los países más pobres de América Latina y tiene uno de los mayores índices de desigualdad.

Por ejemplo, el más reciente estudio sobre desarrollo humano hasta 2007 realizado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo colocaba al país en el puesto 117 entre 177 países. El estudio de 2008 aún está en fase de diseño.

En 2005, la pobreza extrema afectaba al 35,3 por ciento de la población, y la meta del Gobierno es reducir su incidencia a 27,2 por ciento en la gestión 2011. Sin embargo, los datos oficiales de la Unidad de Análisis de Políticas Económicas y Sociales (Udape) dan cuenta que lejos de avanzar en la disminución, este mal afectaba al 37,7 por ciento de la población, es decir a 3,7 millones de habitantes.

El Ministerio de Planificación del Desarrollo aún no cuenta con los datos de 2008.

La pobreza en general golpea al 58,9 por ciento de la población, y la meta es disminuir su incidencia a 49,7 por ciento.

Uno de los factores que ocasionó un retroceso en los avances en esta materia fue la inflación, que en 2007 llegó a 11,7 por ciento y el año pasado a 11,8 por ciento debido al incremento de precios de los alimentos.

Perspectivas

Debido a los efectos de la crisis financiera internacional que comenzó a golpear al país desde octubre con la caída de precios de los minerales y del gas natural, el crecimiento económico se desacelerará y los cálculos oficiales expresan que sólo llegará al 4 por ciento.

El Banco Central de Bolivia (BCB) prevé para 2009 mayor desempleo y menores ingresos, también recomendó a la población austeridad y prudencia en el gasto, además de ahorro.

Por ejemplo, las remesas disminuyeron en un 8 por ciento en los primeros cinco meses del año respecto de 2008, debido al menor envío de dinero de los bolivianos residentes en países como España, Estados Unidos y Argentina.

De acuerdo con un informe del BCB, en mayo del año pasado, los flujos llegaron a 92,6 millones de dólares y en septiembre alcanzaron su pico más alto con 104,8 millones. Sin embargo, en mayo de este año sólo ingresaron en el país 87,7 millones de dólares.

El crecimiento económico bajó de 6 a 2,11 por ciento en el primer trimestre del año y hasta mayo llegó a una tasa de 2,7 por ciento.

El Gobierno dijo que esto fue consecuencia del descenso en 19 por ciento de la producción de hidrocarburos por la menor demanda de importaciones de gas de Brasil.

Las compras de gas del país vecino bajaron desde los 32 millones de metros cúbicos por día hasta los 18 millones.

El valor de las exportaciones del energético al Brasil descendieron de 1.173,2 a 854,2 millones de dólares en junio.

Más datos

Bolivia nace como República de ciudadanos iguales en 1825.

Su crecimiento económico hasta el año pasado no superaba el 5 por ciento.

Las Reservas Internacionales Netas suman más de 8.000 millones de dólares.

En el ámbito macroeconómico, la situación del país es estable, pero falta más empleo.

Analistas advierten con más desempleo

M ientras el Gobierno habla de la creación de más de 100.000 empleos como efecto directo del crecimiento económico de 2008 y las políticas estatales, analistas creen que este año la tasa de desempleo se situará por encima del 7 por ciento como consecuencia de la pérdida del mercado de Estados Unidos para los textiles y el descenso de las cotizaciones de los minerales.

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, informó hace dos semanas que los créditos otorgados por el Banco de Desarrolllo Productivo a pequeñas y medianas empresas permitieron crear 124.000 nuevos empleos y aproximadamente 400.000 indirectos hasta mayo. Esto generó que la tasa de desempleo, que en 2006 era de 12,1 por ciento, se reduzca a sólo 8,15 por ciento en 2008 y este año, a 7,18 por ciento.

El Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA) informó que esta tasa aumentó de 9,5 a 10,2 por ciento entre 2007 y 2008.

El director de la consultora Labor, Rodolfo Eróstegui, advirtió de que este año difícilmente se podrá reducir más esta tasa debido a la prohibición en el comercio de la ropa usada y del ingreso de los autos con más de cinco años de antigüedad para su transformación en zona franca, además de la pérdida de la Ley de Promoción Comercial Andina y de Erradicación de la Droga (ATPDEA), que generarán mayor desocupación en puestos de venta, talleres y fábricas.

El presidente del Colegio de Economistas de Bolivia, Waldo López, pronosticó que la reducción del crecimiento económico este año repercutirá negativamente, por lo que la tasa de desempleo incluso puede situarse en 13 por ciento al finalizar la presente gestión.

En el primer trimestre del año, la economía disminuyó su crecimiento de 6 por ciento el año pasado a 2,11 por ciento debido a la disminución de la producción de hidrocarburos por una menor demanda de gas de parte de Brasil.

Las exportaciones de gas a ese mercado se redujeron de 30 millones de metros cúbicos por día a menos de 20 millones este año, y el valor de las exportaciones se contrajo de 1.173,2 a 854,2 millones de dólares hasta junio.

Adicionalmente, desde abril el país soporta una reducción de los precios del energético, de 6,20 dólares por millón de BTU (unidades térmicas británicas) a 4,34 dólares, debido a la caída de la cotización internacional de petróleo, lo que reducirá la renta petrolera a favor de las regiones.

Niveles de pobreza

Población por condición de pobreza, según área y departamento censo 2001 del INE

Departamentos No pobres Pobres

Necesidades Umbral Pobreza

básicas de la moderada Indigencia Marginalidad

satisfechas pobreza

Bolivia 16.6 24.9 34.2 21.7 2.7

Chuquisaca 13.8 16.1 29.3 34.6 6.2

La Paz 15.4 18.4 35.9 28.3 2.1

Cochabamba 18.9 26.1 32.9 18.7 3.3

Oruro 12.8 19.3 38.9 27.3 1.6

Potosí 5.6 14.7 32.8 36.1 10.8

Tarija 18.7 30.5 35.9 14.6 0.3

Santa Cruz 23.3 38.7 31.1 7.0 0.0

Beni 6.5 17.5 48.8 25.7 1.6

Pando 7.3 20.3 40.5 31.8 0.2

Mejora parcial

Analistas coincidieron en que el crecimiento económico de 6 por ciento en 2008 sólo favoreció a algunos sectores de la población y que la distribución de bonos ayudó a reactivar la demanda.

El ex presidente del Banco Central de Bolivia (BCB) Juan Antonio Morales considera que los sectores más beneficiados por la expansión económica fueron los de la construcción y del comercio, debido a que se ha generado una mayor cantidad de mano de obra y se ha percibido un mayor movimiento monetario.

“La gente lo ha sentido en el bolsillo de forma sectorial, pero no general”.

El ex ministro de Hacienda Waldo Gutiérrez opinó que el crecimiento no llegó a la población de manera generalizada porque no hubo eficiencia en la ejecución de la inversión pública.

Los únicos que sintieron una mejora de sus ingresos fueron las personas que reciben remesas, que al invertir los recursos en la compra de viviendas han generado actividad.

Los bonos Juancito Pinto, la Renta Dignidad, el Bono Juana Azurduy de Padilla, que llegan a diferentes sectores de la población, contribuyeron a elevar la demanda de bienes.

Gutiérrez coincidió en que este tipo de beneficios coadyuvan a la economía, pero de manera circunstancial, no en forma sostenida en el tiempo.

Explica que estos recursos no dejan de ser importantes, pero no tienen lo efectos como los que tendrían si fueran invertidos en obras públicas.

Aseguró que el crecimiento de los depósitos de la población marcaron una récord, pero es fruto del ingreso de remesas y la bonanza que se tuvo en materia de exportaciones y la minería.

“Eso ha repercutido directamente en la banca, aunque en la actualidad no llega al mismo ritmo que el año pasado”.

Gutiérrez no cree que la gente tenga el suficiente poder adquisitivo para ahorros, por lo que todo lo dirige al gasto.

Para mayor información haga clic aquí

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog