El Deber • El Banco Central puede perder autonomía

Back to Blog

El Deber • El Banco Central puede perder autonomía

En la propuesta de la Constitución Política del Estado que deberá ser aceptada o rechazada en el referéndum del 25 de enero,  la política monetaria y cambiaria tendrá el firme control del Ejecutivo que se apoyará en el Banco Central de Bolivia (BCB) para cumplir sus objetivos.
El artículo 329 establece que el directorio del BCB será determinado por el Ejecutivo y que la labor del presidente del BCB estará sometido al control gubernamental y fiscal del Estado.
Al respecto, el Colegio de Economista de Bolivia señaló que el BCB no tendrá libertad de acción ni de gestión y que su dependencia directa con el Ejecutivo le impedirá la atribución de registrar la deuda pública tal como lo venía haciendo.
Desde el BCB indicaron que la presencia del Ejecutivo en la política monetaria  del país no significa que la entidad bancaria pierda libertad sino que el trabajo entre las autoridades gubernamentales y los funcionarios del Banco Central permitirá mejorar los objetivos monetarios trazados por el sistema político.
Menos crédulo, el presidente del Colegio de Economistas de Santa Cruz, Teófilo Caballero, señaló que será el Presidente de la República y sus ministros los que van a fijar qué es lo que van a hacer con el BCB.
“Esta postura es una injerencia directa del Gobierno en la determinación y objetivos del BCB. Eso no es bueno para el país”, precisó.
Para la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) la norma que propone la CPE no afecta al sector financiero, pues no tiene injerencia con la cartera de clientes ni con los depósitos.
Señaló que hacer una evaluación sobre la relación del  Ejecutivo con el BCB es muy prematuro y que eso corresponde a una postura política y no a una interpretación técnica propia de una entidad que asocia a los bancos del país.
Por su parte, la analista Silvia Escobar subrayó que no se puede hablar de una autonomía del BCB cuando se toma en cuenta la política monetaria que elabora el Ejecutivo.
“Como país soberano el Gobierno tiene el derecho de proponer una relación determinada con el BCB. Lo que se debe aclarar es que los funcionarios de esta entidad y de otras estatales deben ser elegidos mediante ternas propuestas al Congreso o, en su caso, a la Asamblea Legislativa Plurinacional. Esa debe ser la fórmula  y no debe cambiar”, aseveró.
Al respecto, el analista Bernard Inch sostuvo que la presencia del Ejecutivo en el directorio del BCB no es gratuita pues los objetivos del Gobierno mediante la entidad bancaria no sólo se van a centrar en el control de precios sino también en el crecimiento de la economía nacional.
“Para cumplir estos objetivos el Gobierno necesita tener más potencia. Porque hasta ahora el BCB sólo se preocupa por controlar los precios y evitar la inflación, pero con la nueva Constitución la figura va a cambiar y por eso el Ejecutivo necesita mayor presencia”, dijo.

Los artículos

Art. 326. El Estado, a través del Órgano Ejecutivo, determinará los objetivos de la política monetaria cambiaria del país, en coordinación con el Banco Central de Bolivia.

Art. 327. El BCB es una institución de derecho público, con personalidad jurídica y patrimonio propio. En el marco de la política económica del Estado, es función del BCB mantener la estabilidad del poder adquisitivo interno de la moneda, para contribuir al desarrollo económico y social.

Art. 328. Son atribuciones del BCB, en coordinación con la política económica determinada por el Órgano Ejecutivo, además de las señaladas por la ley: determinar y ejecutar la política monetaria, ejecutar la política cambiaria, regular el sistema de pagos, autorizar la emisión de la moneda y administrar las RIN.

Art. 329. El directorio del BCB estará conformado por una presidenta o un presidente, y cinco directoras o directores designados por la Presidenta o Presidente del Estado de entre las ternas presentadas por la Asamblea Legislativa Plurinacional para cada uno de los cargos.

Opinión

No habrá autocrítica
Juan Carlos Rau /  Economista
Una mayor presencia del Gobierno dentro del BCB no le hace bien a esta entidad bancaria que es la encargada de mantener nuestro poder adquisitivo y de controlar que los precios de la canasta familiar no suban.
Con la nueva Constitución los que ganan más poder son los ministros, en este caso el ministro de Hacienda, que no encontrará en el BCB un contrapeso a su política monetaria.
Pues dudo que en el seno del BCB se tenga la capacidad para debatir o proponer otra visión económica y monetaria al del Ministerio de Hacienda.
Por eso es peligroso que los pocos espacios de autocrítica se sigan manteniendo, porque es saludable el intercambio de opiniones, sean éstas programadas o no, pero la realidad va a indicar otra cosa. Por primera vez se corre el riesgo de contar con un BCB incapaz de realizar alguna autocrítica, un BCB sumiso al Gobierno.

Amorín es encargado de logística por el Sí
Amadeo Amorín, que fue acusado de quemar ánforas y agredir a una periodista en el referéndum autonómico del pasado 4 de mayo, está a cargo en Santa Cruz de la parte logística de la campaña por el Sí al proyecto de Constitución.
Amorín es el encargado de entregar los volantes, adhesivos, afiches, trípticos; además de poleras y banderas en favor del texto constitucional a cerca de 35 jóvenes del MAS que recorren las calles de la capital cruceña.
Según el coordinador del grupo juvenil, Juan Emilio García, la parte de capacitación para las personas que hacen campaña por el Sí, está a cargo de la delegada presidencial, Gabriela Montaño. En esta campaña la mayoría del material que entrega el MAS es similar a lo que entregaban los cívicos en el referéndum departamental sobre el Estatuto. Reparten banderas blancas con el Sí rojo, bandera cruceñas con la impresión autonomía, y poleras blancas, verdes y azules en respaldo a la nueva Constitución. /A.R

Emigrantes no votarán este 25
El presidente de la Corte Nacional Electoral, José Luis Exeni, descartó la posibilidad que los emigrantes bolivianos emitan su voto en el referéndum constitucional del 25.
La autoridad dijo que, de aprobarse el texto de la nueva Constitución, el Congreso Nacional debe emitir una ley para reglamentar el voto de los bolivianos en el extranjero.
“Para evitar falsas expectativas y no engañar a la población, hay que decir que ésta es una asignatura de mediano plazo, y en el mejor de los casos, vamos a trabajar para que en diciembre de este año los compatriotas residentes en el exterior puedan votar, siempre y cuando se apruebe el proyecto de  Carta Magna”, dijo.
Del mismo modo, explicó que uno de los retos de la CNE para garantizar ese derecho a los bolivianos, es avanzar en un empadronamiento de ciudadanos y determinar con precisión cuántos viven en el extranjero y en qué países podrán votar./ANF

http://www.eldeber.com.bo/vernotaahora.php?id=090113223211

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog