El Deber • Balance en la mira Gobierno prevé buen año

Back to Blog

El Deber • Balance en la mira Gobierno prevé buen año

Pese al escepticismo de los economistas, el Poder Ejecutivo asegura que la economía avanza ‘a todo vapor’ y que este 2010 será de mayor repunte debido al crecimiento constante que reflejaron en los últimos años los indicadores considerados clave como el Producto Interno Bruto (PIB), el PIB per cápita, el consumo de los hogares y la liquidez en el sistema financiero.

Respaldado en informes y cuadros estadísticos, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, indicó que producto de la aplicación de la fórmula combinada de atención a la exportación y de activar el nuevo motor del consumo interno de los hogares -mientras el crecimiento de las economías de la región se desplomaba- Bolivia logró el mejor crecimiento de su PIB en 2008 (6,5%).

Señaló que en 2009 los motores de las economías siguieron apagados, pero igual, el país mantuvo un destacable crecimiento.
También mostró que entre 2008 y 2009, el PIB nominal dio un salto de $us 16.562 millones a $us 19.000 millones y la liquidez de los depósitos bancarios aumentó, entre febrero de 2009 y febrero de 2010, de $us 7.179 millones a $us 8.730 millones.

Arce remarcó que es una clara muestra de que la población tiene mayor capacidad de ahorro al precisar que los depósitos en caja de ahorro, que van de $us 1 a $us 500, representan un 37% de $us 8.730 millones.

Respecto al PIB per cápita, se hizo notar que también crece. En 2008 era $us 1.651 y en 2009 subió a $us 1.765. Para la autoridad de Gobierno, eso es alentador, habida cuenta que significa que los bolivianos tienen más dinero en sus bolsillos y por tanto mayor poder adquisitivo.

Remarcó que no por nada el consumo de los hogares -impulsado por aumentos salariales, bonos e inversión pública, enmarcados en lo que el Gobierno llama política redistributiva del ingreso- representó un crecimiento del 5,5% en 2008 y que la tendencia para 2009 y 2010 es a seguir así.

No obstante, alertó que hay algunos departamentos, entre ellos Santa Cruz, con bajo crecimiento de su PIB per cápita y que esa debe ser una llamada de atención para su aparato productivo.

¿Observan la misma realidad? fue la consulta trasladada al ex ministro de Hacienda, Luis Carlos Jemio, al director del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla), Carlos Arze, al director de la Fundación Milenio, Napoleón Pacheco, y al director de la Escuela de Producción y Competitividad de la Universidad Católica (UC), Gonzalo Chávez. La respuesta, por separado, fue que lo que muestra el Gobierno es una fotografía bonita para turistas y que en realidad no se refleja la radiografía de la economía que no es precisamente una ‘taza de leche’.

Coincidieron en que las buenas cifras son fruto del boom de los precios internacionales de las materias primas que significaron millonarios ingresos -sin aumentar volúmenes- para el país que impactó en todos los sectores.

También precisaron que el efecto del incremento del PIB per cápita fue nominal y por tanto no tuvo significativos efectos en la economía de los hogares.

Respecto a las millonarias cifras de los depósitos ($us 8.730 millones) señalaron que de nada sirve tenerlos en vitrina si no se los traduce en créditos.

En respuesta, Arce puntualizó que la colocación de créditos alcanzó los $us 5.000 millones y que la banca sólo en 2009 tuvo utilidades de $us 170 millones.

La Confederación de Empresario Privados (CEPB) plantea que, además de mostrar cifras positivas, el Ejecutivo trabaje en brindar un escenario propicio para las inversiones nacionales.

BCB refleja mayor circulante

En Bolivia -al igual que el PIB, el PIB per cápita y el consumo de los hogares- el circulante experimenta un aumento sostenible. En 2005, a decir del Banco Central de Bolivia (BCB), la población nacional movía sus operaciones diarias en torno a un circulante de Bs 5.594,2 millones. En 2008 había Bs 15.807,4 millones y en 2009 creció a 17.079,5 millones.

Esto se explica, según el BCB, por el ingreso nacional y al mayor uso de bolivianos, como medio de pago y reserva de valor a partir de 2005.
Para el BCB, al momento, un 50% de los depósitos y un 40% de los créditos del sistema financiero es en moneda nacional producto de la denominada ‘bolivianización’.

A la pregunta ¿qué hay de cierto de que producto del narcotráfico, hay mayor liquidez en el país y por eso no se siente la crisis?, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, respondió que no hay nada de cierto en eso y que tampoco hay un estudio serio del narcotráfico. “Nosotros lo estamos haciendo con la Unión Europea. Además, tenemos un PIB de $us 19.000 millones de economía formal”, dijo.

Sin embargo, el director de la Fundación Milenio, Napoleón Pacheco, aseveró de que el dinero del narcotráfico es una realidad innegable. “Si aumentaron las hectáreas cultivadas de coca, tiene un efecto multiplicador. Hay más gente involucrada”.

Reacciones

Luis Carlos Jemio
Ex ministro de Hacienda

“El boom económico experimentado por la economía boliviana a partir de 2006, se ha caracterizado por elevados niveles de precios de las materias primas exportadas por el país. Esto se tradujo en un incremento de los ingresos por exportaciones, las que han aumentado de $us 2.967 millones en 2005 a $us 6.836 millones en 2008. En 2009 las exportaciones se redujeron debido a los efectos de la crisis internacional sobre los precios y volúmenes”.

Napoleón Pacheco
Dir. de Fundación Milenio

“Es evidente que el PIB medido en dólares corrientes aumentó. Pero si nos preguntamos ¿por qué? la respuesta es un efecto precio que viene en el aumento de las materias primas. También el aumento del PIB per cápita de $us 1.010 a más de $us 1.765. Sin una base productiva -creada en los 90- el boom de los buenos precios externos no le hubiera favorecido a Bolivia. Para tener una visión equilibrada, lo que hay que hacer es despojarse de la soberbia”.

Gonzalo Chávez
Dir. de proyectos de la UCB

“La fotografía macroeconómica se ve interesante, pero no muy diferente del periodo neoliberal. Hay que entenderlo en el contexto de la bonanza-crisis-bonanza. El PIB per cápita tiene que ver con el crecimiento de las exportaciones de los hidrocarburos y de la minería. El aumento del consumo de los hogares es por los bonos. Pero está también asociado al crecimiento de las exportaciones, importaciones y del crecimiento de la economía informal”.

Carlos Arze
Director del Cedla

“El Gobierno presenta las cifras de manera que den la sensación de que todo marcha bien. Elude los detalles. Al utilizar intencionadamente el PIB per cápita expresado en dólares, no considera la inflación que eleva artificialmente el valor del producto. El PIB habría aumentado anualmente en los cuatro años: 8,7%, 19,5%, 14,6% y 26,9%, contrastando las tasas del PIB real que, para los mismos años, fueron: 4,8%, 4,56% y 6,15%”.

Para mayor información haga clic aquí

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog