Hasta cuándo viviremos con el crudo a 50 dólares/bbl

Back to Blog

Hasta cuándo viviremos con el crudo a 50 dólares/bbl

HABLANDO DE ENERGÍA

Página Siete/ viernes, 16 de enero de 2015

Carlos Miranda Pacheco

La rebaja de los precios del petróleo no ha sido fruto de las fuerzas de oferta y demanda en el mercado, sino el resultado de un vasto y complicado juego de presiones geopolíticas.

Por un lado, EEUU y la UE buscando evitar que Europa dependa energéticamente de Rusia. Por otro, la negativa de OPEP de reducir la producción para estabilizar los precios hasta llegar a uno que limite el crecimiento de la producción de shale oil en EEUU.

Veamos.

El suministro de gas ruso a Europa llega al 30% de su consumo. Para evitar dificultades de tránsito de ese gas por Ucrania, Rusia, a través de Gazprom, ha planeado abastecer a Europa por dos grandes gasoductos: uno por el norte y otro por el sur (North y South Stream), no tocando Ucrania.

En términos simples, si se cumplieran los planes de Gazprom, con la operación del North y South Stream, el consumo de gas de Europa quedaría "capturado” por la provisión rusa de ese energético. Situación futura no deseada por EEUU ni la UE.

La decisión de OPEP de no recortar producción y mantener precios bajos del petróleo cayó como anillo al dedo a EEUU y a la UE para evitar que Rusia complete sus planes de provisión de gas para Europa. 

Los ingresos por venta de petróleo ruso disminuidos a la mitad más las sanciones acordadas entre EEUU y la UE contra Rusia por anexar Crimea indebidamente, así como la devaluación del rublo, causada también por esas sanciones, han colocado la economía de ese país al borde de una gran recesión.

Finalmente, Bulgaria ha rechazado formalmente el permitir la construcción de un gasoducto por su territorio. La suma de estos factores ha causado que Rusia difiera indefinidamente la construcción del South Stream.

En gran síntesis, el petróleo con precio reducido  está limitando el desarrollo de la explotación de petróleo de esquistos (shale oil) en EEUU y al haber disminuido los ingresos de Rusia ha impedido que ésta complete sus planes para ser el principal proveedor de gas al Viejo Mundo.

Los países importadores de petróleo están complacidos por la reducción del precio del crudo, que les significará considerables ahorros, contribuyendo a su esperada recuperación económica.

Los precios reducidos del petróleo afectan negativamente los ingresos de los países exportadores de petróleo y gas. Los países de OPEP, liderados por Arabia Saudita, han manifestado contar con las reservas suficientes para sobrellevar esta deficiencia.

Los ingresos de Noruega, que es otro gran exportador, no serán negativamente afectados porque tiene  inmensos fondos de reserva. Venezuela declara ser la más afectada.  México también otro gran exportador guarda un prudente silencio.

En nuestro caso, si los precios reducidos del petróleo  continúan, nuestros ingresos por exportación de gas se verán seriamente afectados.  El Gobierno anuncia que esa reducción de ingresos será solucionada recurriendo al uso de fondos en caja y bancos de presupuestos no ejecutados en gestiones anteriores por entidades gubernamentales, que alcanzan a más de  2.000 millones de dólares. Ésa sería una novedosa solución, pero no se debe esperar el crecimiento del 5% del PIB. El completar las deficiencias del PGN con fondos no ejecutados  equivale a tratar de crecer jalándose las botas para arriba.

¿Hasta cuándo durará  esta reducción de precios? Es toda una incógnita muy difícil de contestar. Pero se puede mencionar algunos aspectos que afectarían ese plazo.

Por un lado, el frustrar los planes de Gazprom no ha solucionado el suministro de gas a Europa. Se necesita tiempo para que EEUU y la UE cuenten con un sistema de abastecimiento de gas diferente.

Por otro lado, no se sabe por cuánto tiempo  los países exportadores podrán soportar precios que no sean fijados por la oferta y la demanda.

Finalmente, las compañías petroleras importantes consideran que el precio de ± $us 50/bbl es insuficiente para cubrir los gastos de exploración. Esto se verá en los resultados de aumento o disminución de reservas de gas y petróleo a fines del próximo año.

Por todo lo anterior, es razonable pensar que el precio del petróleo no retomará su curva ascendente a corto plazo.

Carlos Miranda Pacheco es analista energético.

http://www.paginasiete.bo/opinion/2015/1/16/hasta-cuando-viviremos-crudo-dolaresbbl-44225.html

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog