LOS PODEROSOS ESTÁN TRAS LA “GUERRA DE LA QUINUA”- EL POTOSÍ

Tras la denominada “guerra de la quinua” estarían poderosos que buscan beneficios económicos de la apropiación de tierras por parte de comunarios de Oruro, según se deduce de lo señalado por autoridades originarias de Coroma y gente de Challapata.

Un ciudadano de Challapata (Oruro) manifestó que es probable que tras las peleas entre Quillacas y Coroma estén los que ganan por la quinua ya que esa actividad está creciendo considerablemente por los altos precios que tiene el producto.

Asimismo, se conoce que las personas vinculadas a la exportación de quinua manejan motorizados caros y muestran un potencial económico alto que podría estar incluso por encima de algunos mineros de Potosí.

Se comentó que un dato que muestra la importancia económica de la quinua es que para la cosecha de dicho cereal se paga 150 bolivianos como jornal, monto que es muy superior a cualquier otro en la zona de Challapata.

Industriales mineros señalaron que en Potosí están pagando 100 bolivianos como jornal dentro de la mina existiendo sus niveles respecto a la labor que cumpla el trabajador pero nadie paga 150 como los quinteros.

Los constructores de Potosí se quejan porque no pueden hallar trabajadores pese a estar pagando entre 80 a 90 bolivianos el jornal y consideran que ello se debe al repunte de otras actividades como la minería y la producción de quinua real.

ELEVADOS INGRESOS

El gobernador de Potosí considera que se debe encarar una minuciosa investigación para determinar que intereses se juegan en el conflicto Quillacas (Oruro) y Coroma (Potosí).

Los primeros datos que llegaron a conocimiento de la mencionada autoridad señalan que en promedio una familia de la zona de conflicto siembra quinua en una extensión de 20 hectáreas y obtienen por ello un ingreso anual de 100 mil dólares.

Por supuesto que de ese ingreso global se debe deducir los gastos operativos, pero aún así sigue siendo un considerable ingreso para una familia del área rural.

Los comunarios de Coroma temen que precisamente esos grandes intereses impidan que se consolide el proceso de delimitación tal como se acordó tras los tres días de enfrentamientos.

Los orureños podrían buscar cualquier pretexto para que el martes 13 del presente no comience el proceso de verificación del lugar donde están los mojones en el tramo Salinas de Garci Mendoza y Coroma porque se tiene que dar una salida en base a los documentos y la incertidumbre conviene a los intereses de quienes pretenden apropiarse de territorio potosino para la siembra de quinua.

UN ATAQUE ORGANIZADO

El presidente del Comité de Límites de Coroma, Evaristo Pérez, dio a conocer que el ataque perpetrado por pobladores del municipio de Salinas de Garci Mendoza de Oruro, a comunarios de Coroma la pasada semana, fue planificado a mediados del pasado mes de febrero.

En la reunión de planificación se habría establecido la cantidad de comunarios que participarían y el apoyo que se tendría de mineros y otra gente.

El movimiento de más de 200 personas además del costo de los explosivos y otros elementos inherentes a los ataques, demandó gastos que nadie sabe por quién fueron cubiertos, pero el dirigente de Coroma sospecha que se trata de los grandes productores quinueros.