TGN da Bs 180 millones al año para la jubilación de militares

Página Siete, 20 de agosto de 2017

Se calcula que más del 60% de las rentas de este sector se paga con recursos del tesoro general, gracias a un decreto promulgado por Hugo Banzer.

Sergio Mendoza  / La Paz

La regla es para casi todos. Quien aporta para su vejez recibe una jubilación con los montos que dio durante sus años de trabajo; excepto los militares. Para ellos el Tesoro General de la Nación (TGN) desembolsa hasta 180 millones de bolivianos al año con tal de que reciban una renta de casi el 100% del sueldo con el que se retiraron.

Según el Ministerio de Economía, actualmente se erogan  15 millones de bolivianos mensuales para garantizar que  2.925 uniformados, que ya cumplieron con 35 años de servicio, tengan las mejores rentas del país.

Esto es posible gracias al Decreto Supremo 25620, promulgado en 1999 por el presidente electo y general de Ejército Hugo Banzer Suárez. Dicha norma señala que el TGN asume la obligación de pagar lo que haga falta para llegar a ese 100% sólo para los militares.

 También está la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas, que Jaime Paz Zamora promulgó en 1992. Ésta señala que los militares se jubilarán con "todos los haberes, bonos, beneficios y asignaciones alimentarias”. Además, los incrementos que se apliquen a los que estén en el servicio activo también beneficiarán  a los jubilados.

Este medio verificó el caso de una mujer que ganaba un sueldo de más o menos 11.000 bolivianos. Después de trabajar por más de 30 años ella se jubiló con menos de 3.000 bolivianos.

Muy diferente es la situación de un suboficial (caso también comprobado por Página Siete) cuyo último salario cuando estaba activo fue de 11.600 bolivianos. Cumplió su servicio de 35 años y  ahora recibe una renta de 10.400 bolivianos.

La empresa aseguradora que se encargó de este uniformado calculó que, con base en sus aportes, él debía jubilarse con 2.700 bolivianos. Pero para alcanzar  los 10.400 el TGN destina cada mes 7.700 bolivianos, sólo para este caso;   es decir, el 74% del monto de su  jubilación. Así lo dispuso Banzer hace 18 años.

 Cada mes pasa lo mismo, no con uno, sino con los 2.925 militares (hasta ahora) jubilados. Es posible que el porcentaje que cubre el TGN sea mayor en casos de generales, donde las rentas  superan los 17.000. El Ministerio de Economía señaló  que ello varía.

Entrevistados que conocen este  asunto señalaron que si bien los miembros de las FFAA aportan más que cualquier otra persona para su jubilación,  no es suficiente para que alcancen a una renta del 100%. Por eso se creó la "fracción complementaria”, para que el Estado corra con los gastos.

Un abogado que atendió varios casos de militares calculó que el TGN cubre entre el 50% y 60% (tal vez más) de las rentas para este sector con los 180 millones anuales.

Ese monto supera lo que costó construir un hospital de tercer nivel en El Alto (127 millones de bolivianos) o la compra del acelerador lineal que a gritos pidieron los pacientes con cáncer (84 millones de bolivianos).

Hacia arriba

Cada año aumenta la cantidad de efectivos que pasan al servicio pasivo. Un militar calcula que este año se jubilarán unos 600, el abogado antes mencionado cree que serán mucho menos: entre 300 y 400.

El Ministerio de Defensa no brindó información al respecto a Página Siete, pese a las continuas insistencias.

De cualquier manera, el número de militares que pasan al servicio pasivo cada año hace que  suba la cantidad de recursos necesarios para cubrir su jubilación, pues según  declaraciones anteriores que hizo el ahora ministro de Economía, Mario Guillén, en cuatro años subió  más de siete veces el monto que el TGN destina a este propósito.

 En mayo de 2013, cuando Guillén era viceministro de Pensiones, informó que se daba a las aseguradoras  dos millones de bolivianos mensuales para cumplir con 1.300 militares jubilados que había  entonces. Eran 24 millones de bolivianos al año para menos de la mitad  de efectivos jubilados que existen en la actualidad.

Pero la "fracción complementaria” no sólo sube porque cada vez haya que pagar a más militares jubilados (en cuatro años se duplicó este número); sino también por la variación de la Unidad de Fomento a la Vivienda (UFV), que genera incrementos en favor de aquellos a los que ya se venía pagando.  

 "La variación anual considera a los nuevos jubilados de la gestión y el incremento anual en función a la variación de la UFV para los jubilados que ya se encontraban en curso de pago”, precisó un informe de Economía.

"Conquistas de un sector”

En 2013, cuando varios sectores de la población cuestionaron el beneficio de la jubilación a las FFAA, el entonces ministro de Defensa Rubén Saavedra aseguró que esto no se modificaría porque sería atentar contra "un derecho adquirido y consolidado”. Derecho consolidado   por un presidente parte del Ejército, que si bien promulgó la norma en democracia, tuvo un pasado oscuro como dictador entre 1971 y 1978.

Un abogado y exmilitar que habló con este medio opinó que no es para nada injusto que los miembros de las FFAA se jubilen con casi el 100% de su salario. Tampoco, que reciban bonos y asignaciones alimentarias de por vida, pues "trabajan mucho más que la mayoría de los ciudadanos”.

Además, acotó, está el riesgo de que los efectivos  sean expulsados antes de cumplir los 35 años de servicio y no recibas ningún beneficio. 

"Están más de ocho horas en servicio, trabajan los fines de semana, feriados ¿y eso quién les paga? Mira, yo estoy de acuerdo que se jubilen sin el 100%, como cualquier persona, pero si es así que se les pague las horas extras entonces. Si fuera así,  los militares serían millonarios”, sostuvo el jurista.

Rentas militares

Inversión.- Según datos del Ministerio de Economía, en cuatro años se duplicó la cantidad de militares jubilados, de 1.300 que había en 2013 a 2.925. Pero los recursos que el TGN destina a sus rentas se septuplicó de dos millones de bolivianos por mes a 15 millones.

Norma.-  La jubilación con casi el 100% del último sueldo fue  otorgada por el exdictador Hugo Banzer Suárez. Varios otros beneficios se aprobaron en épocas de dictadura.

Recursos.-  Los 180 millones que por año se  destinan para cubrir las rentas de los militares constituyen una cifra mayor a la que se necesitó para construir el Hospital del Norte en El Alto (127 millones) o al que se necesitaría para comprar un acelerador lineal para tratar el cáncer (84 millones).

http://www.paginasiete.bo/seguridad/2017/8/20/millones-para-jubilacion-militares-148974.html

Áreas Temáticas - Categorías
Categorías