APG pide verificar cumplimiento de procedimientos ambientales

EN LA CONSTRUCCIÓN DE GASODUCTO EFECTUADO POR LA EMPRESA TOTAL

Por Redacción Central | - Los Tiempos - 19/11/2014

   

Funcionarios de la empresa Total EP Bolivia proceden a abrir el lecho del río Parapetí. - El De­ber | Agencia

La Asamblea del Pueblo Guaraní (APG) aseguró ayer que convocará a los ministerios de Medio Ambiente y de Hidrocarburos para verificar si la empresa Total EP Bolivia cumple con los procedimientos ambientales en la construcción del gasoducto que atraviesa el río Parapetí, cuyo procedimiento estaría afectando a cientos de familias por el impacto ambiental que muchos aseguran será irreversible.

“Hay un impacto de manera general pero necesitamos saber cuál ha sido la causal, por eso es que vamos a hacer el recorrido para evaluar de forma más específica lo que ha pasado”, dijo el secretario de Recursos Naturales de la APG, Roberto Quispe.

Según El Deber, hasta el momento existen maquinarias que trabajan en el lecho del río y que han removido aproximadamente 25.000 metros cúbicos de material para enterrar los 110 metros de longitud del ducto de 30 pulgadas a lo largo del Parapetí, a la altura de Puente Viejo.

La empresa Total EP Bolivia, de origen francés, se adjudicó la construcción del sistema de tuberías que consiste en la instalación, llave en mano de facilidades de tres pozos: Incahuasi I; Incahuasi II y Aquío 1001, zonas donde se explotarán los hidrocarburos y que luego se transportarán hasta la planta de procesamiento de gas, en la zona de Caraparicito.

De acuerdo con la APG, dentro del proyecto están cuatro Tierras Comunitarias de Origen (TCO): Boyuibe, Cami, Ipaguazu y Alto Parapetí que en total suman unos 6 mil habitantes. El capitán de Cami, Reinaldo Gómez, informó que el pueblo guaraní participó del proceso de consulta previa por lo que la empresa cuenta con la licencia ambiental para proceder con el trabajo, pero asegura que no consideraron el gran tamaño del impacto ambiental que sufrirían.

“En el pueblo Guaraní hay preocupación, vamos a convocar a las instancias correspondientes para que nos den explicaciones sobre lo que se está haciendo, en qué sentido se está causando daño ambiental al río Parapetí”, indicó.

Por su parte, Quispe aseguró que no se frenará el proyecto -aunque existen activistas que defienden el río-, sin embargo, aseguró que se realizará la inspección en el campo para hacer una evaluación detallada del impacto y cuantificarlo.

Los Tiempos intentó comunicarse con representantes de la empresas Total EP Bolivia, para conocer la posición de la misma frente a esta situación, sin embargo, la búsqueda resultó infructuosa.
http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/economia/20141119/apg-pide-…