ONU Mujeres destaca sistema de seguridad social de Uruguay

 

Montevideo portal. 09 de febrero de 2017

El organismo resaltó también que el país se está iniciando en sistemas de cuidado familiar.

Panamá y Chile cuentan con la mayor titularidad de tierras en manos de mujeres en América Latina y el Caribe, un asunto considerado clave en una declaración que promueve el empoderamiento económico femenino firmada hoy en el país centroamericano y que será presentada en la ONU en marzo próximo.

El tema de la titularidad de la tierra, junto con la inclusión en los sistemas de seguridad social, la eliminación de las barreras estructurales de acceso al empleo y una nueva visión de responsabilidad compartida del cuidado familiar, son los puntos que recoge la llamada Declaración de Panamá, suscrita por representantes gubernamentales y civiles de una veintena de países de la región.

Así lo explicó a Efe la directora Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, la brasileña Luiza Carvalho, al término de este miércoles de unas consultas regionales iniciadas el lunes pasado centradas en el empoderamiento económico de la mujer.

En América Latina y el Caribe, la mujer "tiene una titulación muy baja. Varía del 8 % al 30 %", porcentaje este último que registran solo dos países: Chile y Panamá, dijo Carvalho.

"La mujer no tiene una garantía, no tiene capital, recursos, acceso a crédito, porque no tiene la tierra para dar en garantía y por eso no se genera un circulo virtuoso de empoderamiento económico de la mujer como una productora agrícola que pueda producir, comercializar y financiar su producción. Este es un tema que discutimos bastante", especialmente enfocado al tema de las indígenas, añadió.

La Declaración de Panamá también plantea la necesidad de "eliminar barreras estructurales de acceso al empleo, pensando que hay varios empleos que hoy las mujeres ocupan en las áreas más informales", indicó la alta funcionaria de la ONU.

La región llegó a estas Consultas Regionales previas al 61 Período de Sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW61, por sus siglas en inglés), en relativa buena forma, pues destaca como la de mayor participación laboral femenina del mundo en desarrollo, explicó Carvalho.

Según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la tasa de participación de las mujeres en la fuerza laboral de América Latina y el Caribe se ubica en el 49,5 %, muy por encima del 30 % que registraba a mediados de 1970, mientras que la de los hombres es del 71,3 %.

El tercer punto incluido en la Declaración de Panamá es el acceso al sistema de seguridad social ya que "hoy solamente el 30 % de las mujeres en América Latina y el Caribe tiene acceso" a los mismos.

"Hay buenos sistemas de seguridad social en la región, comparado con otras regiones en desarrollo. Destacan los de Costa Rica y de Uruguay", dijo Carvalho sin más detalles.

Añadió que en este punto "hay trabajar la cuestión de que varias modalidades de empleo no son reconocidas", y partiendo de esto buscar "qué pueden hacer los gobiernos" para mejorar el acceso de las mujeres" en esas ocupaciones informales "a la seguridad social".

El cuidado familiar es la cuestión incluida en la Declaración de Panamá, que el mismo sea más equitativo e involucre no solo a la pareja de la mujer sino al Estado y la empresa privada.

"Ecuador, Uruguay, Costa Rica y Chile están iniciando en sistemas de cuidado" familiar con esta nueva visión de responsabilidad compartida, añadió Carvalho.

La directora Regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe dijo que la llamada Declaración de Panamá "es muy objetiva y política", con clara orientación hacia la "paridad de acceso a mejores carreras, mejores puestos, empoderamiento político y económico" para las mujeres de la región.

El empoderamiento económico es una "punta de lanza muy fuerte para romper ciclo de violencia y lograr una mayor participación política de la mujer", aseguró Carvalho.

La Declaración de Panamá fue consensuada por delegaciones de alrededor de 25 países, conformadas por representantes gubernamentales y más de 80 líderes de organizaciones feministas, y será presentada en la CSW61, prevista en marzo próximo en la sede de la ONU y que "es la segunda más grande asamblea" que celebra el organismo mundial, explicó Carvalho.

Link a la noticia original aquí

 

Síguenos en

    

 

Suscripciones

Para recibir nuestros Boletines Electrónicos con noticias, documentos y más haga clic en el ícono.

Zircon - This is a contributing Drupal Theme
Design by WeebPal.